Vuelve la afición al completo y vuelve la victoria

El día de ayer marcaría un antes y un después tanto en la dinámica del Granada CF como en el ambiente que lo rodea.

Anoche volvió el público al completo al Nuevo Los Cármenes, disfrutando de ese primer partido con el 100% de aforo permitido. También volverían los recibimientos al equipo en los aledaños del templo nazarí. Incluso diluviando, nadie podría parar a este equipo y a su afición.

El encuentro de ayer era importantísimo y todos éramos conscientes de eso. Cada uno sabía qué papel tenía que desempeñar en una noche mágica de fútbol para que todo saliera a la perfección. Los jugadores concentrados en el plan de juego y la afición dejándose la voz para apoyar a los suyos.

El rival a batir era uno de los más complicados de la Liga, el Sevilla FC. Los de Lopetegui seguían invictos en Liga, sumando un total de 14 puntos en la clasificación. También venían de jugar su partido de Champions, pero eso influía poco en el rendimiento de un equipo de tal calidad como el Sevilla.

La situación del Granada CF era conocida por todo aficionado al fútbol, ya que durante estas semanas se puso en entredicho la labor de Robert Moreno como entrenador del conjunto nazarí. Los rojiblancos se encontraban en zona de descenso y seguían sin conocer la victoria y empezaron a conseguirla a lo largo de toda la semana logrando esa unión que caracterizaba al equipo con la afición.

El técnico catalán volvió a hacer cambios en la alineación y esta vez los once titulares fueron: Maximiano en portería; Quini y Neva en los laterales y Víctor Díaz y Abram ejercerían de centrales; en la sala de máquinas distribuirían el juego Milla, Montoro y Gonalons y en la parte ofensiva buscarían el gol Rochina, Soro y Luis Suárez.

Comenzó el encuentro y ambos equipos trataban de implantar su estrategia de partido.

Pronto se pudo ver que el Granada CF era diferente al que habíamos visto jornadas atrás. Los rojiblancos presionaban arriba, no daban ningún balón por perdido y estaban atentos a cualquier situación que pudiese aventajarlos.

Gracias a eso último llegó el primer tanto del encuentro. Diego Carlos hizo un despeje nada bueno y el cuero le cayó a Rubén Rochina. El 21 de la escuadra nazarí no se lo pensó y, pese a estar alejado del área, chutó a portería marcando un auténtico golazo y adelantando a su equipo en el marcador.

Otra virtud de los granadinos en la noche de ayer fue la solidez defensiva. Partidos atrás la defensa fue más endeble, pero anoche todo cambió. Quini y Neva hicieron un esfuerzo titánico y consiguieron frenar los ataques por sus respectivas bandas de los jugadores sevillistas. También hay que mencionar la tremenda labor de Víctor Díaz y Abram, que estuvieron atentos en todo momento y echaron el cerrojo a las ocasiones que pudo tener el conjunto hispalense.

A ese bloque sólido en defensa se le unió la enorme seguridad que transmite Luis Maximiano en portería. Pese a que ayer no tuvo que intervenir en demasía, el cancerbero luso estuvo atentísimo a todos los balones que le llegaron y realizó algunas paradas excepcionales.

El gol de Rochina no sería el único, aunque sí el único válido. Dos minutos más tarde del “Rochinazo”, el propio jugador asistiría a Luis Suárez para marcar el segundo, pero la acción fue invalidada por fuera de juego del delantero colombiano.

En la segunda mitad el Sevilla cambió su forma de jugar y se volvió más peligroso para los nazaríes teniendo algunas oportunidades de gol que no llegaron a materializarse.

Los últimos minutos de partido fueron de infarto para la afición rojiblanca. Viejos, y no tan viejos, fantasmas del pasado aparecían por la mente de todo granadinista. Esos goles en contra en los últimos minutos de los partidos no son fáciles de olvidar y nadie quería que se escapasen los tres puntos que se estaban consiguiendo.

Algunos aficionados quisieron y pudieron canalizar ese nerviosismo en forma de animación y se dejaron la voz hasta que el colegiado indicó el final del partido.

El ambiente en el Nuevo Los Cármenes estuvo “de once”, como lo catalogó el propio Robert Moreno en la rueda de prensa posterior al partido.

Y ahora sí, el Granada CF consiguió sumar sus tres primeros puntos de la temporada en forma de victoria.

Ahora hay tiempo para descansar, saborear la victoria y volver a trabajar para seguir escalando puestos y sobre todo conseguir puntos para estar más cerca de consumar la permanencia en la máxima categoría del fútbol español.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Luis Maximiano, Neva, Abram, Víctor Díaz (min 76 Germán), Quini, Milla (min 86 Monchu), Montoro (min 45 Puertas), Gonalons (min 86 Isma Ruiz), Soro (min 64 Escudero), Rochina y Luis Suárez.

Sevilla FC: Bono, Acuña, Diego Carlos, Koundé, Montiel (min 45 Navas), Rakitic (min 70 Ocampos), Jordán (min 45 Papu Gómez), Fernando, Suso (min 45 Munir), Lamela (min 64 Óscar) y Rafa Mir.

Goles: 1-0 min 25 Rochina.

Árbitro: Alberola Rojas. Amonestó a los locales Gonalons, Quini y Luis Suárez y a los visitantes Acuña y Ocampos. También expulsó por doble amarilla a Diego Carlos.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de Liga Santander disputado en el Nuevo Los Cármenes (Granada).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies