Vuelta a la senda de la victoria en Liga

El Granada CF volvería a jugar de nuevo el domingo tras obtener la clasificación para los octavos de final de la UEFA Europa League ante el Napoli.

El rival en esta ocasión sería el Elche, uno de los equipos más especiales y que trae muchos recuerdos a la afición granadinista debido al ascenso a Primera que se produjo tras estar 35 años en categorías inferiores.

La semana para los rojiblancos estaba siendo maravillosa en cuanto a resultados, pero no tan bonita en el tema de lesiones. Si ya de por sí la lista de lesionados era amplia, tras la vuelta de dieciseisavos de final aumentó en cinco jugadores más. Darwin Machís se lesionó en el calentamiento previo al choque contra el conjunto italiano; Gonalons, Neva y Germán tuvieron que abandonar lesionados el terreno de juego de ese mismo partido y Montoro también tuvo algún incidente y no pudo llegar al partido de ayer.

En total la escuadra andaluza acumularía hasta nueve jugadores lesionados, pero esto no iba a ser una excusa, aunque sí condicionante, para afrontar el duelo perteneciente a la vigésimo quinta jornada de Liga.

Por su parte, el Elche visitaba el Nuevo Los Cármenes muy necesitado, ya que se encontraba en puestos de descenso y conseguir una victoria lo haría salir de ahí.

Para este choque Diego Martínez alineó a Rui Silva; en los laterales se situarían Víctor Díaz y Foulquier; en el centro de la defensa Nehuén y Domingos Duarte; la sala de máquinas la formarían Yangel, Eteki y Quina y en la parte ofensiva encontraríamos a Kenedy, Puertas y Jorge Molina.

Hasta siete jugadores habían sido titulares también el pasado jueves y otros tres habían jugado prácticamente la mitad del mismo partido, solo Quina llegaba descansado al encuentro, pero había que tener en cuenta que el portugués llevaba bastante tiempo sin jugar y es una nueva incorporación a la plantilla, por lo que continuaba en su proceso de adaptación.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, lo que sucedería a continuación tendría mucho más mérito todavía.

Comenzó el choque entre granadinos e ilicitanos y ambas escuadras tenían claro su cometido. Los de Diego Martínez lograban tener el balón, mientras que los visitantes se situaban a la espera de su oportunidad para atacar.

El primer tanto correría de la cuenta del equipo local. El protagonista sería el recién llegado. Domingos Quina cogió el balón que le entregó Puertas, amagó con el disparo, se volvió para el lado contrario y sin pensárselo demasiado lanzó un zurdazo espectacular que terminaría dentro de la portería de Edgar Badía.

El gol fue tan celebrado como lo merecía. La victoria de ayer era importantísima para ampliar la ventaja con los puestos de descenso y terminar con la mala racha en Liga, ya que los nazaríes no habían ganado todavía en lo que va de año.

Poco duró la emoción del gol gracias a Lucas Boyé y a un fallo de Nehuén, que no terminaba de dar la seguridad necesaria al equipo. El delantero argentino atrapó el cuero y pese a estar cubierto por dos jugadores rojiblancos no dudo en lanzarlo dentro de la portería de Rui Silva.

En el segundo tiempo salió Fede Vico que ejecutó a la perfección su papel de revulsivo haciendo uno de los mejores partidos de la temporada.

Su conexión con Puertas puso en apuros a los ilicitanos en numerosas ocasiones. El jugador cordobés tuvo también en sus botas el tanto de la victoria, pero el cancerbero visitante logró desviar el balón.

Sería Puertas el que sí lo conseguiría. Jorge Molina, mostrando de nuevo una de sus grandes cualidades, que es trabajar de espaldas al rival, cedió el cuero a Foulquier que galopaba por la banda y el francés lo puso en el sitio perfecto para que el arquero particular del Granada CF se adelantase y consiguiese marcar el último gol del partido. Un gol que valía su peso en oro y que era importantísimo no solo para el equipo, ya que significaba una victoria, sino además para el propio jugador, que estaba deseando conseguir anotar.

En el último suspiro del encuentro el Elche tuvo el empate, pero apareció Rui Silva para impedirlo ayudado por Nehuén, que enmendó el error cometido en la primera mitad y que costó el gol visitante.

Finalizó el choque y el Granada CF conseguía volver a la senda de la victoria en Liga y sumar otros tres puntos a su casillero particular que acumulaba ya treinta y tres.

El objetivo de la temporada está tres puntos más cerca.

No habrá partido inter semanal para los nazaríes, que necesitan descansar tras esta semana agotadora pero mágica. El próximo domingo les tocará medirse ante el Athletic en Bilbao.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Nehuén, Foulquier (min 82 Adrián Marín), Yangel, Eteki (min 89 Vallejo), Quina (min 62 Fede Vico), Kenedy, Puertas y Jorge Molina (min 83 Soldado).

Elche CF: Edgar Badía, Mojica (min 46 Josema), Dani Calvo, Verdú, Barragán, Marcone, Raúl Guti, Morente (min 72 Rigoni, min 77 Pere Milla), Fidel (min 82 Nino), Carrillo (min 78 Víctor Rodríguez) y Lucas Boyé.

Goles: 1-0 min 31 Domingos Quina; 1-1 min 40 Lucas Boyé; 2-1 min 79 Puertas.

Árbitro: Santiago Jaime Latre. Amonestó a los locales Nehuén, Jorge Molina y Víctor Díaz y a los visitantes Mojica y Josema.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de Liga Santander disputado en el Nuevo Los Cármenes (Granada).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies