Una realidad que supera al sueño

Llegó el 18 de febrero, ese día que quedaría grabado en el corazón de todo granadinista.

Para muchos sería un jueves normal, pero en Granada se viviría de una forma muy diferente. Desde que el equipo se clasificó para la Europa League los jueves habían pasado a ser el día favorito de la afición. Y no era para menos. La actuación de los rojiblancos en esta competición estaba siendo espectacular. Desde el primer partido contra el Teuta hasta el último disputado en la noche de ayer estaban siendo un sueño para la afición nazarí.

No hay que olvidar que el Granada CF es debutante en competición europea y ha conseguido vencer a grandes equipos, pero lo de ayer superaría todo tipo de expectativas. Ni el aficionado más optimista creería que iría a ver el recital de fútbol que dieron los de Diego Martínez.

Como ya viene siendo habitual, por desgracia, el choque europeo entre Granada y Napoli se vería condicionado por las bajas en ambas escuadras. Pero ni eso podría aplacar la ilusión, la motivación y las ganas de este equipo.

Tras una semana en la que hubo bastante preocupación por dichas ausencias tan importantes llegó la hora de ver la alineación. Bajo palos se encontraría Rui Silva; en los laterales se situarían Neva y Foulquier; en el centro de la defensa comenzarían de inicio Domingos Duarte y Vallejo; en la sala de máquinas volveríamos a ver a nuestro tridente estelar, Yangel, Montoro y Gonalons y en la parte ofensiva estarían atentos a cualquier ocasión Machís, Kenedy y Jorge Molina.

Comenzó el encuentro y no podría haber empezado mejor para los locales. Los rojiblancos se encontraron muy cómodos sobre el terreno de juego. Cuando tenían el balón conseguían que fluyese el juego, y cuando no lo tenían ejercían una presión asfixiante al rival. Todo este conjunto hizo que los de Gattuso no se terminasen de encontrar en el césped.

Tan bien lo estaban haciendo los andaluces que el marcador se terminó moviendo a su favor en el minuto 18 de partido. Tras un saque de banda, Kenedy realizó un pase espectacular al segundo palo de la portería de Meret y allí se encontraba ni más ni menos que Yangel Herrera. El vinotinto cabeceó ese balón y lo puso dentro de la portería. El jugador venezolano volvió el pasado fin de semana tras superar el virus y con él volvió también su faceta goleadora.

El juego tan serio que estaba realizando la escuadra nazarí se vio recompensado con la superioridad en el marcador.

Aprovechándose del éxtasis del momento, Darwin Machís atrapó el balón en el centro del campo y lo condujo hasta el área acompañado de Kenedy. Cuando el brasileño estaba en buena posición le pasó el balón y no dudó en meterlo dentro de la portería realizando un disparo al palo más alejado del portero.

Lo que estaba sucediendo en el Nuevo Los Cármenes parecía un sueño, pero era más real que nunca. El conjunto andaluz estaba superando al Napoli como bien reflejaba el marcador.

Los italianos tuvieron alguna que otra ocasión de gol, pero ninguna logró poner en apuros a Rui Silva, que se situaba seguro bajo palos.

Antes de irse al descanso, el conjunto local tuvo la oportunidad de marcar el tercer tanto. De nuevo Machís condujo el cuero hasta el final de la línea de fondo y centró el balón al área pequeña, donde se encontraba Jorge Molina. El de Alcoy remató como pudo de tacón, pero el balón rebotó en el defensa rival terminando con la ocasión de peligro.

Llegó el tiempo muerto y los aficionados estábamos deseando que el colegiado indicase el final del encuentro directamente. Tanto tiempo esperando disputar un partido de tal envergadura para luego estar deseando que termine. El fútbol es así de contradictorio.

En el segundo tiempo los de Diego Martínez no se vinieron atrás y siguieron intentando ampliar la diferencia en el marcador, mientras que los jugadores napolitanos intentaban marcar algún tanto que complicase la eliminatoria para los nazaríes.

Ambas escuadras tuvieron ocasiones, pero las más peligrosas cayeron del lado de los locales. Soro, que había entrado en esta segunda mitad, centró el balón al área. Allí se encontraba Jorge Molina que no logró ejecutar la volea y el rechace le cayó a Montoro. El jugador valenciano que llegaba desde la segunda línea golpeó desde el borde del área, pero el cuero se fue desviado por arriba de la portería.

En el tiempo de descuento la tuvo Yangel de nuevo. Jorge Molina, que estaba en el córner intentando que los minutos se acabasen, consiguió sacar el balón de allí y pasárselo a Puertas. El almeriense vio al venezolano que estaba en buena posición. Éste chutó y tuvo que intervenir Meret para que el cuero no entrase en su portería.

Tirando de oficio, los de Diego Martínez consiguieron que el encuentro terminase con un grandísimo resultado para la vuelta y algo crucial, mantener la portería a cero.

El próximo jueves tendrán que viajar a Italia para disputar el segundo encuentro de dieciseisavos de final. Con el dos a cero a favor en la ida, los napolitanos están obligados a marcar dos tantos para conseguir empatar la eliminatoria y además, tendrán que imposibilitar que los andaluces consigan marcar algún gol, ya que valdría por dos al jugarse en campo rival. Es decir, si el Granada CF consiguiese marcar un tanto en el Diego Armando Maradona, los napolitanos tendrían que marcar cuatro goles para vencer.

Lo que sí está asegurado desde ya es que la noche de ayer no se olvidará nunca en Granada ni en el corazón de todos los granadinistas.

Estos jugadores ayer hicieron realidad el sueño de toda una afición que afrontaba ese partido con toda la ilusión del mundo. Ya han hecho historia, pero este equipo es insaciable y siempre quiere más y más. Quedan 90 minutos como mínimo para seguir disfrutando en la UEFA Europa League y, aunque no podamos estar presentes, ellos nos sienten como nunca y juntos, queremos seguir cumpliendo sueños.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Neva (min 78 Víctor Díaz), Domingos Duarte, Vallejo (min 23 Germán), Foulquier, Montoro, Yangel, Gonalons (min 78 Eteki), Kenedy (min 70 Soro), Machís (min 70 Puertas) y Jorge Molina.

SSC Napoli: Meret, Mário Rui, Maksimovic, Rrahmani, Di Lorenzo, Lobotka (min 64 Bakayoko), Fabián, Elmas, Politano (min 45 Zielinski), Insigne y Osimhen.

Goles: 1-0 min 18 Yangel Herrera; 2-0 min 20 Kenedy.

Árbitro: Sergei Karasev. Amonestó a los locales Foulquier, Rui Silva, Víctor Díaz, Eteki y Montoro y a los visitantes Elmas, Di Lorenzo, Insigne, Zielinski y Mário Rui.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final disputado en el Nuevo Los Cármenes (Granada).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies