Un ejército rojiblanco comandado por un Soldado hace historia

Hay días y días, pero no todos son especiales. El de ayer fue uno de estos días en los que te levantas pensando en el partido, en los que las horas se hacen eternas de tantas ganas que tienes de que llegue la hora de salir hacia el estadio. Pero por otro lado, algo muy pequeñito dentro de ti te dice que no quieres que llegue, porque cuanto antes llegue, antes se va. Por eso es tan importante vivir cada partido, cada día previo y cada ocasión como si fuera única. El granadinismo no quería que nadie lo despertase de este sueño. Y los deseos están para cumplirse y los sueños para hacerse realidad.

Como hemos podido comprobar en numerosos partidos, en este nuevo formato de Copa del Rey no hay equipo “pequeño”. Muchos equipos han demostrado que lo que hace a un equipo grande no es el dinero, sino la ilusión y el amor por el fútbol. Eso es lo verdaderamente bonito de este deporte y ha sido y es la esencia de esta competición.

Ayer el Granada CF lo volvió a demostrar. Los rojiblancos se enfrentaban al vigente campeón de Copa del Rey, el Valencia CF. Y pese a que sería un partido exigente, nadie podría frenar la ilusión de toda la ciudad. El sentimiento de pertenencia que está generando este equipo es algo que cada día va a más, algo que sigue haciendo fuerte a esta afición, a este club y a esta ciudad.

Los de Diego Martínez querían seguir soñando, querían seguir disfrutando y haciendo disfrutar a su afición. Ese era el objetivo del partido de ayer. Ese es el objetivo de cada partido. No importa lo que esté en juego, este equipo se deja la piel por el escudo y no hay nada que pueda enorgullecer más al granadinismo que eso.

El Granada CF venía de hacer un gran partido en Liga con remontada incluida en su escenario favorito. Ese escenario no puede ser otro que el Nuevo Los Cármenes. Ha habido temporadas en los que el equipo obtenía mejores resultados fuera del templo nazarí pero esta campaña todo se ha fusionado creando una atmósfera mágica. Y la magia que caracteriza a la ciudad junto al calor de su afición llevaron a los rojiblancos a conseguir la victoria y por tanto, el pase histórico a semifinales de Copa del Rey.

La escuadra nazarí salió muy concentrada al terreno de juego, con ganas, motivación, fuerza y con una mentalidad fuerte para afrontar todo tipo de partido. Tan bien salió que solo le hicieron falta tres minutos a nuestro goleador de la noche, Roberto Soldado, para anotar el que sería su primer tanto.

La primera parte fue un recital de fútbol por parte del Granada CF. La diferencia en el marcador pudo crecer en numerosas ocasiones. Vadillo y Puertas tuvieron alguna ocasión frente al portero, pero dos de las más peligrosas nacieron de las botas de Foulquier y Yangel, pese a que estas dos acciones terminaron impactando en el palo. Los primeros cuarenta y cinco minutos realizados por los rojiblancos fueron puro espectáculo, creando ocasiones peligrosas, recuperando balones en zonas muy sensibles, presionando a los chés hasta el punto de ser un rival incomodísimo, como ya catalogan a este equipo muchos entendidos del mundo del fútbol.

El Valencia CF asustó a los locales en el minuto trece cuando Rodrigo lanzó el balón por debajo de las piernas de Aarón y entró dentro de la portería, pero esta vez el VAR intervino para indicar que la acción quedaría invalidada por fuera de juego.

Cinco minutos antes de irse al descanso, el conjunto visitante igualó la contienda tras aprovecharse de uno de los poquísimos errores que cometió el Granada CF en la noche de ayer.

A la vuelta del túnel de vestuarios, ambos equipos sabían que tendrían que afrontar un partido totalmente distinto al disputado en la primera parte. El físico y la intensidad iban disminuyendo. Era imposible mantenerse a ese nivel tan altísimo del que habíamos disfrutado en la primera parte.

Diego Martínez cambió su sistema de juego y el esfuerzo y trabajo de sus jugadores dieron su fruto. La entrada de Machís y las galopadas de Foulquier consiguieron varias veces poner en un aprieto a los campeones, asustando constantemente al guardameta valenciano, el cual tuvo que reaccionar en numerosas ocasiones realizando grandes paradas.

Llegó el minuto 90 de juego y, mientras que la mayoría de aficionados estaban mentalizándose o ya mentalizados para vivir otra prórroga en esta competición, el Granada CF se disponía a lanzar un córner. Machís lanzó el balón que no logró rematar ningún jugador pero impactó en el brazo de uno de los chés. El estadio pedía penalti, los jugadores pedían que la jugada se revisara en el VAR. Y así fue. La jugada se revisó y el colegiado indicó penalti. El encargado de lanzarlo no podría ser otro que uno de los jugadores más destacados de la noche (sino el que más), Roberto Soldado hizo caso omiso a la responsabilidad y a la presión que suponía lanzar ese penalti y marcó. El resto ya es historia.

Se agotan los calificativos para describir a estos profesionales. Es imposible hallar la forma de explicar con palabras todo lo que sintió el granadinismo en la noche de ayer.

Una mezcla de ilusión, orgullo, sentimiento, pasión y emoción junto con el trabajo descomunal realizado por toda la plantilla y cuerpo técnico llevaron al Granada CF  a hacer historia y a clasificarse para las semifinales de la Copa del Rey. Ahora, a saborear el pase histórico mientras esperamos conocer al siguiente rival.

El Granada CF lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a cumplir el sueño de miles de personas que llevábamos años apoyando al equipo. Este pase va mucho más allá. Gracias por hacerlo posible.

 

FICHA TÉCNICA:

GRANADA CF: Aarón, Neva, Germán, Vallejo, Foulquier, Yangel, Gonalons (min 84 Eteki), Puertas, Vadillo (min 45 Víctor Díaz), Carlos Fernández (min 69 Machís) y Soldado.

VALENCIA CF: Jaume Domènech, Wass, Diakhaby (min 95 Sobrino), Paulista, Jaume Costa, Ferran (min 67 Guedes), Parejo, Coquelin, Carlos Soler, Rodrigo (min 86 Florenzi) y Maxi Gómez).

Goles: 1-0 min 3 Soldado, 1-1 min 40 Rodrigo, 2-1 min 90+3 Soldado.

Árbitro: González González. Amonestó a los locales Gonalons y Soldado.

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes (Granada).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Crónica patrocinada por Talleres Las Flores.

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies