¡SOMOS DE PRIMERA!

El pitido final de Pulido Santana en el Granada CF vs Cádiz CF conllevó una pequeña decepción para la afición nazarí. Todos queríamos celebrar el ascenso con nuestros jugadores, pero ese deseo se terminaría esfumando con el empate final. La salida de los aficionados del estadio Nuevo Los Cármenes mostraba esa frustración notable. No obstante, el paso de los días devolvió la ilusión al granadinismo.

La historia de este club contempla un sinfín de ascensos fuera de casa. Uno lee este dato y se pregunta ¿Por qué no sumar uno más en Mallorca? Para ello, las cuentas eran muy claras. El Granada CF necesitaba la victoria en caso de que el Albacete Balompié también lo hiciera ante el Málaga CF, mientras que un empate o una derrota manchega ascendía de forma automática a los pupilos de Diego Martínez. Así las cosas, el hermanamiento entre granadinistas y boquerones se incrementó más si cabe con un único fin: que el cuadro malacitano puntuara en el Carlos Belmonte.

Circunstancias horribles, como es el fallecimiento de José Antonio Reyes, retrasaron la celebración del partido, al mismo tiempo que incrementaron las esperanzas de una parroquia granadina que esperaba con ganas su reencuentro con la Fuente de las Batallas. Por fin llegaron las 21:00 horas del martes 4 de junio, y con ellas el comienzo de una jornada de muchas emociones.

El partido en Son Moix estuvo marcado por la igualdad inicial en los primeros compases. El Granada CF se adueñó del esférico, moviéndolo de lado a lado sin ninguna prisa. Fruto de ese fútbol-control llegaría la oportunidad más clara para los granadinos tras una falta lateral que a punto estuvo de rematar Fede San Emeterio. El “uyyyy” se escuchó en toda Granada, segundos antes de que el gol de Ontiveros para el Málaga CF se celebrara en toda la provincia. Ese gol ascendía al Granada CF aun perdiendo en tierras baleares.

Poco a poco, el RCD Mallorca fue recuperando su sitio sobre el terreno de juego hasta el punto de hacerse dominador de la situación. Pero si por algo destaca este equipo diseñado por Diego Martínez, es por mostrar cero “debilidades” en sus peores momentos. Sino, que se lo pregunten a Rui Silva y Bernardo Cruz, capaces de evitar el que todo el mundo daba como el primer gol del RCD Mallorca.

Los minutos pasaron hasta que el colegiado decretó el final de la primera parte. Los resultados se estaban dando, por lo que el Granada CF era equipo de Primera División.

El paso por vestuarios dibujó un partido más equilibrado, tal y como se produjo en el inicio del primer acto. El resultado no se movía en Son Moix, pero si que lo hacía en el Carlos Belmonte. Alfred N´Diaye anotaba el 0-2 para el Málaga CF y dejaba el ascenso muy encarrilado a falta de media hora. La alegría duró poco, puesto que el propio conjunto malacitano se quedaba con diez tres minutos más tarde, al mismo tiempo que observaba como el Albacete Balompié regresaba al partido con el tanto de Zozulya.

Mientras todo esto sucedía, el partido se mantenía equilibrado en Son Moix. No obstante, el fútbol es tan impredecible, que cuando todo parece controlado puede cambiar por completo. El RCD Mallorca golpeaba en el minuto 70 gracias al tanto de Salva Sevilla tras una buena combinación por banda diestra del conjunto bermellón. El gol no afectaba en nada a las aspiraciones del cuadro nazarí, que se mantenía como equipo de Liga Santander a falta de quince minutos para el cierre de la jornada.

El tanto del RCD Mallorca convirtió el envite en un intercambio de golpes en el que estuvo más cerca el 2-0 que el 1-1. De hecho, Rui Silva tuvo que aparecer con un paradón espectacular a golpeo de Leo Suárez. Ese intercambio de golpes se completaría con el gol del empate obra de Fede San Emeterio. El centrocampista lo celebraba con rabia a sabiendas de que puede ser uno de los goles más importantes en la historia reciente del club.

Sin lugar a dudas, el empate más dulce para el Granada CF, que se convierte en nuevo equipo de la Liga Santander dos temporadas después de perder la categoría.

Ha llegado el momento de disfrutar. Ha llegado el momento de celebrar. Ha llegado el momento de gritar y cantar que el Granada CF es equipo de Primera División. En estos momentos sólo me queda decir una frase para cerrar esta crónica:

¡NOS VEMOS EN LA FUENTE DE LAS BATALLAS GRANADINISTAS!

FICHA DEL PARTIDO:

RCD Mallorca: Manolo Reina, Estupiñán, Raillo, Valjent, Sastre, Salva Sevilla, Pedraza, (min 61 Baba), Dani Rodríguez, Leo Suárez, (min 86 Pablo Valcarce), Lago Junior, Budimir, (min 78 Abdón Prats)

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán Sánchez, Bernardo Cruz, (min 85 Dani Ojeda), Quini, Fede San Emeterio, Montoro, Vadillo, Fede Vico, (min 71 Pozo), Puertas, Rodri Ríos, (min 67 Adrián Ramos)

GOLES: 1-0 min 68 Salva Sevilla, 1-1 min 89 Fede San Emeterio

Árbitro: Arcediano Monescillo. Amonestó al futbolista local Pedraza (min 35) y al visitante Quini (min 54)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 41 de la Liga 123 18/19, celebrado en el estadio de Son Moix (Mallorca)

Imagen: Twitter oficial de la Liga 123

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies