Sin rumbo

El Granada CF tenía una séptima oportunidad para conseguir la primera victoria en lo que va de temporada mientras el equipo estaba inmerso en una dinámica negativa.

Los de Robert Moreno viajaron ayer a Vigo para disputar el partido correspondiente a la séptima jornada de Liga ante el Celta de Coudet.

Los gallegos sumaban cuatro puntos en la clasificación, por lo que también estaban necesitados de una victoria tras obtener un empate, cuatro derrotas y tan solo una victoria en lo que va de temporada, pero en algunos de esos encuentros los de Vigo merecieron más.

Por su parte, el conjunto rojiblanco venía de perder en casa contra la Real Sociedad en un partido que empezó ganando. Las sensaciones no eran las mejores y tan solo en el Camp Nou se pudo ver a un equipo más sosegado y sin tanta ansiedad. La presión va aumentando conforme van pasando las jornadas y es normal.

El choque no iba a ser fácil, aunque ninguno en Primera División lo es.

Para dicho duelo Robert Moreno alineó a Maximiano en portería; Neva y Quini en los laterales y en el centro de la zaga defensiva se encontrarían Germán y Domingos Duarte; en la medular controlarían el juego Milla y Gonalons y en el ataque se posicionarían Soro, Puertas, Bacca y Luis Suárez.

El técnico gallego cambiaba de estrategia para tratar de controlar el marcador y neutralizar al equipo local, ya que, como después del partido dijo en rueda de prensa, el plan era que los de Coudet tuvieran el control del balón.

En la primera mitad no abundaron las ocasiones para ninguno de los dos rivales.

La más clara para los rojiblancos la tuvo Alberto Soro, que llegó a línea de fondo y le arrebató el cuero a un defensa local. Seguidamente chutó sin ángulo a portería y el rechace del portero le volvió a caer al jugador maño, pero desafortunadamente le tocó en el brazo y el colegiado la pitó, terminando con la acción más peligrosa del conjunto nazarí.

Por parte de los celestes, tuvieron alguna incursión en el área de Maximiano aunque ninguna llegó a tener demasiado peligro y todas terminaron yéndose desviadas o quedando atrapadas en las manos del cancerbero portugués.

Lo peor de estos primeros cuarenta y cinco minutos fue la lesión de Gonalons, que tuvo que marcharse a los veinte minutos de encuentro.

En la segunda mitad hubo de todo menos fútbol. El ambiente se caldeaba de más en ciertas ocasiones y en la grada se escucharon ciertos cánticos que debería penalizar la Liga al igual que está haciendo en otros estadios de la Primera División española.

La oportunidad de gol más clara hasta el momento la tuvo Iago Aspas, que fue el encargado de lanzar el penalti señalado por el colegiado. Una acción bastante dudosa que el árbitro sentenció con la pena máxima.

El jugador gallego lo lanzó y como no podía ser de otra forma, Maximiano lo desvió a saque de esquina, frustrando así las ganas extras que tenía Aspas de marcar al conjunto rojiblanco.

Tras esa acción tanto el guardameta como Domingos Duarte tuvieron que ser sustituidos por lesión de ambos tras el fuerte choque en la acción del penalti.

Las malas noticias para la escuadra nazarí se acumulaban.

El duelo continuó y terminó de la manera en la que, por desgracia, los granadinistas se están acostumbrando. En los minutos de descuento el Celta consiguió hacer un gol y llevarse los tres puntos. Iago Aspas, mostrando de nuevo su peor versión, fue hacia Montoro para celebrar el tanto en su cara e intentar provocar al jugador nazarí.

No hubo tiempo para la reacción del Granada CF y el plan del entrenador salió de la peor forma posible, con derrota.

Siendo justos, la escuadra nazarí no mereció ganar el choque de ayer en Balaídos.

El próximo partido se disputará en el Nuevo Los Cármenes y los granadinos recibirán al Sevilla FC.

Las malas sensaciones se siguen acentuando y el ambiente sigue empeorando conforme avanzan las jornadas.

Actualmente el equipo está sin rumbo, parece que avanza a la deriva dejándose llevar y a veces superar por todos los rivales a los que le toca enfrentarse. Por mucho que lo intenta, nada sale.

La decisión la tendrán que tomar los altos mandos de la cúpula del Granada CF si quieren que la situación cambie y que el equipo pueda cambiar el rumbo.

Todavía hay tiempo.

 

FICHA TÉCNICA:

RC Celta de Vigo: Dituro, Hugo Mallo, Araújo (min 86 Okay), Murillo, Galán, Tapia (min 86 Solari), Fran Beltrán (min 46 Denis Suárez), Brais (min 77 Gallardo), Nolito (min 62 Cervi), Iago Aspas y Santi Mina.

Granada CF: Maximiano (min 77 Aarón), Neva, Domingos (min 77 Víctor Díaz), Germán, Neva, Gonalons (min 19 Montoro), Milla, Soro, Puertas (min 77 Escudero), Bacca (min 68 Molina) y Luis Suárez.

Goles: 1-0 min 94 Denis Suárez.

Árbitro: César Soto Grado. Amonestó a los locales Brais y Iago Aspas y a los visitantes Puertas, Domingos, Robert Moreno, Montoro, Quini, Neva, Aarón y Jorge Molina.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de Liga Santander disputado en el estadio de Balaídos (Vigo).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies