Sin premio en el primer partido de la segunda vuelta

El Granada CF comenzaría la segunda vuelta de Liga enfrentándose a Osasuna en Pamplona. Los de Diego Martínez venían de pasar de ronda en Copa del Rey consiguiendo así llegar a octavos de final ante un Málaga que luchó por ese pase hasta el final. También lo hizo Osasuna ante el Espanyol.

En Liga ambos equipos luchaban, a priori, por el mismo objetivo, pero en situaciones diferentes. Mientras que los rojiblancos se situaban séptimos en la clasificación, los de Arrasate luchaban el partido de ayer con el objetivo inmediato de salir de los puestos de descenso y ganar en su estadio, ya que llevaban doce jornadas en Liga sin conseguir la victoria.

Otro factor importantísimo y que se vería reflejado en el desarrollo del duelo entre ambas escuadras sería la ausencia de jugadores clave en la sala de máquinas del conjunto andaluz, que solo dispondría de dos centrocampistas para medirse al rival ya que Gonalons estaba lesionado, Yangel cumplía sanción por acumulación de tarjetas y Eteki también cumplía sanción debido a la tarjeta roja recibida en el partido contra el Villarreal. Esto dio lugar a diversas especulaciones por parte de la afición respecto a la alineación y al planteamiento del partido.  

Llegó el momento de disipar esas dudas y para este choque Diego Martínez alineó a Rui Silva, Neva, Domingos, Germán, Foulquier, Vallejo, Milla, Montoro, Machís, Kenedy y Luis Suárez.

Lo que parecía ser una formación con defensa de cinco con dos carrileros se convirtió en un 4-3-3 en el que Vallejo se transformaría en pivote en el centro del campo, acompañando así a Milla y Montoro.

Comenzó el choque y la primera ocasión la tuvo el Granada CF, pero no fue hasta el minuto 27 de juego cuando el marcador comenzase a moverse y no precisamente de parte del conjunto rojiblanco.

Jony centró un balón que terminó en el área pequeña de la portería de Rui Silva, Germán hizo el intento de despejarlo, pero no lo consiguió y de ese fallo se aprovecharía Budimir para anotar el primer tanto del encuentro.

El Granada CF estaría obligado a marcar un gol si quería verse con opciones de ganar el encuentro, pero la efectividad ayer estaría del lado de los locales.

Trece minutos después del primer gol llegaría el segundo de los rojillos, esta vez desde la otra banda. Kike Barja centró el balón que terminaría en la cabeza del primer goleador. Ante Budimir volvería a marcar y situaría a su equipo con clara ventaja en el marcador.

Llegaba el tiempo de descanso y los de Diego Martínez no estaban realizando un buen partido. En la parte ofensiva no se lograba crear a penas ocasiones de peligro, en el centro del campo no fluía el juego y la defensa tuvo dos errores que aprovecharon de maravilla los jugadores navarros.

La forma de jugar, actitud y motivación cambiarían en el segundo tiempo. El técnico gallego realizó dos cambios que revolucionaron el juego de su equipo. Se retiraron del terreno de juego Foulquier y Vallejo y entraron Jorge Molina y Quini.

Había que ir a por el partido y a intentar acortar distancias y así fue. Tras una maravillosa jugada de Luis Milla llegaría el tercer tanto del partido y el primero en la cuenta de los visitantes. Quini centró el balón que le había dado antes Milla, Luis Suárez lo cogió, pero rebotó en un defensa, le volvió a caer el cuero al jugador colombiano y esta vez no perdonó.

Después llegaría el momento del VAR, como ya viene siendo casi habitual durante todos los partidos. Primero se revisó un penalti en el área de Rui Silva por posible mano de Quini, pero según entendió el colegiado en la jugada previa hubo falta de Calleri sobre Germán y, por tanto, ese penalti no podía pitarse.

Minutos más tarde llegaría la acción de un posible penalti sobre Luis Suárez en el área de Sergio Herrera, que no pitó el colegiado ni revisó el VAR. O si lo revisó no le dieron demasiada importancia.

Al borde del final del encuentro los de Arrasate aumentarían la diferencia en el marcador marcando el cuarto del choque y el tercero en la cuenta particular de Osasuna. Moncayola lanzó un disparo desde el borde del área y Rui Silva ni se movió.

El Granada CF no consiguió puntuar en El Sadar y se quedó sin premio en el primer partido de la segunda vuelta de Liga. Como siempre, no hay tiempo para lamentos ya que el jueves tendrán que afrontar el encuentro correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Neva (min 81 Soldado), Domingos, Germán, Foulquier (min 46 Quini), Vallejo (min 46 Jorge Molina), Milla, Montoro, Kenedy (min 81 Antonio Puertas), Machís, Luis Suárez (min 85 Fede Vico).

CA Osasuna: Sergio Herrera, Roncaglia, Unai García, David García, Manu Sánchez (min 46 Cruz), Torró, Oier, Íñigo Pérez (min 68 Moncayola), Kike Barja, Jony (min 45 Rubén García) y Ante Budimir (min 46 Calleri).

Goles: 1-0 min 27 Ante Budimir; 2-0 min 40 Ante Budimir; 2-1 min 50 Luis Suárez; 3-1 min 86 Moncayola.

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a los locales Manu Sánchez, Torró y Calleri y a los visitantes Vallejo, Foulquier, Germán y Domingos. También expulsó al local Roncaglia.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga Santander disputado en El Sadar (Osasuna).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies