Punto agridulce en el Villamarín

El Granada CF empató un partido frenético que ganaba por 0-2 ante el Real Betis en el Benito Villamarín

A veces, a los equipos de fútbol se les atraviesa algún estadio en particular. Parece que el Benito Villamarín se ha convertido en un foco de malas supersticiones para el Granada CF.

El equipo rojiblanco realizó una gran primera parte en el césped bético, demostrando una mejoría ofensiva muy notoria en apenas unos días. El rodaje de los últimos fichajes, la mejoría física de muchos jugadores y el entendimiento entre ellos están dando matices de buen juego combinativo y demostrando, poco a poco, lo que el Granada CF puede llegar a ser.

La escasez de gol se va paliando poco a poco, los goles de Carcela y Alberto Bueno pusieron al equipo verdiblanco entre las cuerdas en la primera mitad. El Granada CF se adueñó del área contraria en un partido frenético, de muy alta intensidad para ambos equipos. El sistema defensivo necesita mejoría y, si le sumamos la expulsión de Vezo por doble amarilla en apenas tres minutos, es muy difícil mantener la ventaja al rival fuera de casa, sin apenas afición, y con 10 jugadores en el terreno de juego.

LO POSITIVO

La mejoría de muchos jugadores respecto a jornadas anteriores es un factor a tener muy en cuenta. Conforme pasan las semanas el equipo rojiblanco se va ‘haciendo piña’ y entendiendo el juego del míster, Paco Jémez. Si bien el entrenador declaraba ante los medios, al término del partido, que «aún estamos a años luz de lo que pretendo en este equipo», las sensaciones era muy satisfactorias:

Carcela: En los primeros minutos del belga en los entrenamientos de la Ciudad Deportiva parecía que iba a tardar jornadas en estar preparado para soportar el peso de un partido al máximo nivel, sin embargo, no dejó esas sensaciones ayer en el Benito Villamarín. Ha demostrado que lo de ser el fichaje más caro del Granada está recompensado. Ante el Betis demostró clase, creatividad y potencia. Un diamante en bruto.

Ochoa: Del encuentro de ayer poco se le puede reprochar al guardameta rojiblanco, aguantó la blandeza de la defensa de su equipo y fue uno de los que más contribuyó a mantener el empate. La presión del Betis en la segunda mitad no daba tregua al portero que no pudo bajar la guardia durante más de media hora. Demostró que la veteranía y la madurez es un punto a tener en cuenta.

Alberto Bueno: La pareja que hace con Carcela sobre el césped dejan al Granada en el punto de mira de los próximos rivales. El madrileño tiene instinto ofensivo en estado puro. Aunque no se encuentra al 100% para disputar los 90 minutos, su actuación en el terreno de juego es ejemplar. Marcó el segundo tanto del partido. Tiene ‘hambre de gol’. Rápido y efectivo.

No cerramos lo positivo sin nombrar la actuación de René Krhin. El esloveno jugó como central en la segunda mitad aportando algo de estabilidad a la defensa rojiblanca. Es un jugador que se deja el alma en el terreno de juego. Imprescindible a día de hoy.

A MEJORAR

Las líneas defensivas del equipo necesitan mucha mejoría. El carácter ofensivo de Jémez hace que los suyos jueguen muy arriba dejando a la defensa aislada. Los rojiblancos ahora consiguen ver puerta pero siguen siendo muy débiles atrás. La llegada del balón al área de Ochoa siempre presenta un peligro que, es ocasiones, es evitable. Se echó en falta la figura de central. La llegada de Álex Alegría sin oposición para conseguir el segundo de los béticos dejaba en evidencia a los nazaríes. Krhin se desmarcaba para presionar al rival que estaba solo, sin mucho éxito.

Ponce ha demostrado la vitalidad y aire fresco que es capaz de aportar al equipo. La juventud tiene pros y contras. Al 9 puro del Granada CF le faltó confianza en el lanzamiento de penalti que pudo suponer la victoria de los granadinistas.

LO NEGATIVO

La afición es muy importante en cualquier evento deportivo. Es el pilar sobre el que se apoya el equipo en momentos malos y con el que celebra en los buenos. La remodelación del Benito Villamarín dejaba a los granadinistas sin poder acompañar al equipo por motivos de seguridad, al no contar con grada visitante y considerarse de riesgo acomodarlos junto a los béticos. Si bien los más decididos se presentaron en Sevilla para apoyar a su equipo, tuvieron que soportar vejaciones y cánticos fuera de tono. Parece que a algunas aficiones se les olvida el significado de la palabra ‘RESPETO‘.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies