Mestalla seguirá siendo “campo maldito” para el Granada CF un año más

Entre los partidos de Liga y los partidos de Europa League el tiempo vuela y al Granada CF ayer le tocaría disputar el partido correspondiente a la vigésimo octava jornada en competición liguera.

Tras llegar de Budapest con el pase a cuartos de final en competición europea, volvería a tener que viajar, pero esta vez a Valencia.

Los de Diego Martínez venían llenos de ilusión y positivismo. Habían vuelto a hacer historia y habían llevado el nombre de la ciudad y del club a lo más alto de Europa. Pero como siempre dice el técnico gallego, tanto en las buenas como en las malas hay que tener resaca emocional cero y centrarse lo antes posible en el siguiente partido que les tocase enfrentar. Esta vez el rival a batir sería el Valencia CF.

Por su parte, los de Javi Gracia habían tenido toda la semana para descansar y preparar el encuentro contra los nazaríes y pese a encontrarse por debajo de los rojiblancos en la clasificación, lo darían todo por seguir subiendo puestos y sumando puntos.

Para el choque en tierras valencianas, Diego Martínez alineó a Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Domingos, Quini, Yangel, Eteki, Quina, Kenedy, Fede Vico y Soldado.

Seis de ellos habían sido titulares en el duelo contra el Molde del jueves anterior.

Comenzó el partido en Mestalla y pronto se pudo apreciar cómo sería la tónica de éste. En el minuto tres ya empezó a moverse el marcador. Gayá galopaba por su banda, llegó al final del campo y centró el balón que le cayó a Wass. El danés, pese a estar bien marcado, puso el cuero dentro de la portería de Rui Silva.

Al Granada CF le tocaría remar desde demasiado pronto a contracorriente. Quedaba todo el partido por delante, pero ponerse por debajo en el marcador justo al inicio es un palo para cualquier equipo.

Las ocasiones de los de Javi Gracia se sucederían durante todo el encuentro, teniendo numerosas oportunidades de gol que salvaría el guardameta rojiblanco, que desde el minuto 9 de juego ya estaba pidiendo concentración a su defensa y a sus jugadores.

Las más claras la tendrían Álex Blanco tras otro pase excepcional de Gayá y Racic, que no logró hacerse con un balón que se paseó por el área pequeña y rebotó en hasta cuatro jugadores. Finalmente, el cuero fue atrapado por el cancerbero luso.

Llegó el tiempo de descanso y algo tendría que suceder en las filas del Granada CF para intentar cambiar la imagen que estaba dando el equipo. Ya fuese una charla de Diego Martínez, que no pudo sentarse en el banquillo por cumplir el segundo partido de sanción, o bien cambios de jugadores.

Pasó esto segundo. El técnico nazarí metió en el terreno de juego a Machís y Montoro por Fede Vico y Quina.

A cualquiera le podría sorprender que los sustituidos fueran jugadores que, en teoría, deberían de estar frescos porque no pudieron jugar el partido de Europa League debido a que no estaban inscritos en la lista de esa competición, pero el nivel no estaba siendo el requerido para afrontar el tipo de encuentro que se estaba disputando en Mestalla.

En la segunda mitad, cuando el conjunto andaluz estaba intentando reaccionar, llegó el segundo tanto de la escuadra che. Guedes vio en buena posición a Álex Blanco que llegaba prácticamente solo al área rival y en cuanto le llegó el cuero lo lanzó a la red.

A falta de ocho minutos para la finalización del choque se dio una acción en la que el Valencia pudo marcar el tercero y el Granada puso quedarse sin portero por posible expulsión. Maxi Gómez atrapó un balón, Rui Silva salió del área para intentar terminar con la ocasión de peligro, se lanzó a por el cuero, no lo tocó y el jugador uruguayo lo lanzó a portería. Víctor Díaz lo persiguió y lo consiguió despejar antes que traspasase la línea de gol.

Después de esa ocasión el Granada CF tendría sus dos ocasiones más claras del encuentro. La primera la originó Puertas, que, tras recortar y amagar en el área pequeña, pasó un balón al que no llegó Soldado, pero sí Quini. El lateral realizó un disparo cruzado y se fue desviado por poco.

En esa segunda ocasión sí llegaría el tanto visitante. Ya en el 90 de juego, la combinación Jorge Molina-Soldado acortaría distancias en el marcador y haría creer al equipo hasta que el colegiado indicase el final del encuentro.

No hubo tiempo para más y el Granada CF cayó derrotado en Mestalla. Ahora llegan unas semanas de descanso por el parón de selecciones y habrá tiempo para recuperar tanto física como mentalmente para que así cuando se reanude la competición liguera vuelvan a estar a su mejor nivel.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Domingos, Quini, Yangel, Eteki (min 76 Gonalons), Quina (min 45 Machís, min 64 Molina), Kenedy (min 57 Kenedy), Fede Vico (min 45 Montoro) y Soldado.

Valencia CF: Cillessen, Correia, Diakhaby, Gabriel, Gayà, Wass (min 87 Musah), Soler, Racic, Álex Blanco (min 79 Kang In), Maxi Gómez y Guedes (min 89 Manu Vallejo).

Goles: 1-0 min 3 Wass; 2-0 min 66 Álex Blanco; 2-1 min 90 Soldado.

Árbitro: Alberola Rojas.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de Liga Santander disputado en Mestalla (Valencia).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies