Mal de amores

El Granada CF sufrió una nueva derrota ante el Deportivo Alavés por 3-1. Valoramos todo sobre el partido en Mendizorroza

La mala racha deportiva azota al Granada CF. Cuando el equipo ya mostraba rasgos de estar empezando a rodar y a crear buenas sensaciones, vuelve a caer ante un rival directo con un marcador final de tres goles a uno sentando como un jarro de agua fría entre la afición rojiblanca.

El equipo nazarí se presentaba ante el equipo albiazul sin solucionar sus problemas defensivos, con importantes bajas por lesión y otros jugadores fuera de convocatoria por decisión técnica, sin un ‘once’ asentado sobre el terreno de juego, sin ideas y con un míster cuestionando, una vez más, si es el adecuado para estar al frente de su banquillo.

LO POSITIVO

Ningún jugador lleva en el equipo más de dos temporadas, lo que debería ser un punto negativo más que positivo. Sin embargo, se debe reconocer el esfuerzo y la mejora de muchos de ellos.

  • Kravets: pese a salir en la segunda mitad, fue el único que consiguió marcar al equipo albiazul, levantando el ánimo de los de su equipo que intentaron luchar por salir vivos del partido. Destacable a día de hoy en todas sus intervenciones.
  • Carcela: De nuevo el belga se encuentra entre los mejores del partido. Ante el Alavés fue de más a menos, pero se ha convertido en un jugador insustituible en solo tres jornadas.
  • Ochoa: Pese a la cantidad de goles encajados durante estas seis jornadas, la actitud de guardameta granadinista es de las mejores dentro de la plantilla. No cesa en su empeño de corregir a su defensa y soportar los fallos de los suyos.

Aunque estos tres jugadores sean los más destacados de la jornada, otros como Barral y Pereira también son dignos de mención, con menos acierto, pero sin cesar en la lucha por la victoria de su equipo.

A MEJORAR

La defensa sigue siendo un flan y no se consigue formar un once adecuado para el ‘método Jémez’. Los cambios en el terreno de juego no dan fruto y, tras la última jornada, es como si se hubiera dado un paso atrás. El equipo empezaba a dar buenas sensaciones, sin que lo acompañaran los resultados, pero los continuos cambios han vuelto a mezclar todas las piezas sin saber cual encajar.

LO NEGATIVO

La actitud del míster, Paco Jémez, una vez más en rueda de prensa, crea la duda de si cree o no en el equipo y en el proyecto granadinista. Si ya puso su cargo a disposición del club en la segunda jornada, ahora admitía que «los fallos que cometemos me van a costar el cargo». La entidad rojiblanca aún no se ha pronunciado al respecto pero las declaraciones del entrenador invitan a pensar que no acabará la temporada al frente del banquillo.

5 comentarios en «Mal de amores»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies