La experiencia impulsa al debutante hacia la victoria

Los de Diego Martínez se habían ganado continuar con su sueño europeo como mínimo dos partidos más y el rival para dichos encuentros sería el Molde.

El conjunto noruego no estaba disputando actualmente ni su propia liga, es más, se encontraba concentrado en España realizando su pretemporada. La situación contraria a la de este Granada CF, que acarreaba ya en sus piernas en torno a 43 partidos disputados contando la competición liguera, Copa del Rey y Europa League.

Unos afrontaban este partido frescos y sin bajas prácticamente. Los otros, los rojiblancos, contarían con hasta doce bajas para el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Europa League.

Situaciones muy diferentes entre ambos equipos, aunque luego descubriríamos que sí que tienen cosas en común.

Para este choque, el técnico gallego anticipaba en rueda de prensa que tendría que alinear el once más fácil de su carrera, ya que contaba con tan solo once jugadores de campo. Por lo que no era difícil prever cuál sería.

Los protagonistas de la noche de ayer en las filas nazaríes serían Rui Silva, Víctor Díaz, Nehuén, Domingos Duarte, Foulquier, Eteki, Gonalons, Kenedy, Puertas, Soldado y Jorge Molina.

El banquillo estaría compuesto por un solo jugador de campo que sería Vallejo, dos porteros y tres jugadores del filial. Uno de ellos, el granadino Isma Ruiz, debutaría en la Europa League con la camiseta rojiblanca.

En la grada se situarían el resto. Una grada de muchísima calidad y potencial compuesta por los lesionados Neva, Milla, Machís, Neyder Lozano y Luis Suárez; por los sancionados Montoro, Germán y Yangel y por los que no estaban inscritos en la lista de esta competición europea, Quini, Fede Vico, Quina y Adrián Marín.

Se antojaba partido duro por esta razón, la ausencia de jugadores determinantes y el poco movimiento que se podía realizar con los jugadores que estaban en el banquillo.

Además, el Molde tampoco iba a poner las cosas nada fáciles a los andaluces, que tendrían que luchar otra batalla más si querían conseguir un buen resultado de cara a la futura vuelta.

El encuentro comenzó con dominio prácticamente total por parte del Granada CF. Todas las acciones se estaban desarrollando en la parte del campo donde se situaba el cancerbero de la escuadra noruega.

Ocasión tras ocasión el balón no conseguía entrar y llegó el momento en el que el Molde se metió en el partido y comenzó a atacar el área rojiblanca.

Tras todo el esfuerzo que estaban realizando, llegó la recompensa. Rui Silva sacó el balón desde su área buscando a Soldado, que recibió falta, pero el cuero siguió hacia delante y el colegiado no indicó nada. Jorge Molina, que volvía a estar en el sitio indicado en el momento adecuado, se hizo con el cuero y batió al portero visitante marcando así el primer tanto del encuentro y adelantando a su equipo en el marcador.

En ese momento posterior al gol pudimos observar una de las similitudes entre ambas escuadras. Los jugadores noruegos no se vinieron abajo en ningún momento y siguieron luchando por conseguir su tanto, como si no hubiese pasado nada.

En el segundo tiempo el desarrollo del duelo entre noruegos y españoles seguiría por el mismo camino que en el primero. Ambos conjuntos tuvieron ocasiones peligrososas, pero todas terminaron en manos de los porteros o yéndose desviadas. Hasta que llegó el segundo gol de la noche, también a favor de los rojiblancos.

Pero antes se dio un punto de inflexión en el partido. El cansancio estaba haciendo mella en el juego del equipo local cuando un jugador del Molde fue expulsado por doble tarjeta amarilla. A partir de ese momento los andaluces se vinieron arriba y cinco minutos más tarde llegó el segundo gol.

Víctor Díaz sacó de banda hacia Jorge Molina, el alicantino bajó el cuero y se lo pasó a su compañero de gol. Roberto Soldado no se lo pensó y ejecutó una preciosa volea directa a la portería de Linde, marcando así un auténtico golazo.

Terminó el encuentro en el Nuevo Los Cármenes con victoria del equipo local. El Granada CF había ejecutado a la perfección el guión del partido, obteniendo como recompensa una ventaja de dos goles para la vuelta y lo más importante, no había encajado ningún gol que pudiese afectarle de cara a la resolución de la eliminatoria.

El próximo jueves conoceremos al equipo que pasará a la siguiente fase de este campeonato cuando concluya el partido de vuelta en Budapest.

Ahora toca volver a cambiar el chip y centrarse en la Liga, ya que el próximo domingo el Granada CF recibirá a la Real Sociedad.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Nehuén, Domingos Duarte, Foulquier, Eteki, Gonalons, Kenedy, Puertas (90+1 Vallejo), Soldado (min 81 Isma Ruiz) y Jorge Molina.

Molde FK: Linde, Sinyan, Gregersen, Haugen, Aursnes, Hestad (min 65 Knudtzon), Ellingsen, Eikrem, Andersen (min 86 Bolly) y Sigurdarsson (min 74 Fofana).

Goles: 1-0 min 26 Jorge Molina; 2-0 min 75 Soldado.

Árbitro: Pawel Raczkowski. Amonestó al local Eteki y a los visitantes Sigurdarson, Hestad, Eikrem y expulsó por doble tarjeta amarilla a Ellingsen.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Europa League disputado en el Nuevo Los Cármenes (Granada).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies