La eterna lucha continúa

Seis días después de su anterior partido el Granada CF volvía a jugar pero esta vez en el Nuevo Los Cármenes frente al Eibar. Tras el encuentro realizado en Butarque los de Diego Martínez buscaban resarcirse y volver a emocionar a sus aficionados con su fútbol, pero la calurosa tarde de ayer se iba a dar de una forma diferente.

Como ya es costumbre, hubo rotaciones en el once rojiblanco. En la portería encontramos a Aarón; la defensa la formarían Neva, Germán, Vallejo y Víctor Díaz; en la medular volvíamos a encontrar a Yangel y Eteki y finalmente, en la parte ofensiva podríamos disfrutar del juego de Antonio Puertas, Fede Vico, Machís y Carlos Fernández.

A principio de temporada el objetivo de ambos equipos era el mismo: la permanencia. Pero en el partido de ayer, correspondiente a la jornada 32 de Liga, el Granada CF tenía ya conseguida prácticamente la salvación e incluso tenía la posibilidad de quedarse a un punto de los puestos europeos si conseguía los tres puntos, mientras que el Eibar necesitaba esa victoria para respirar un poco más y agrandar su distancia con los puestos de descenso.

El partido comenzó y fueron los rojiblancos los que alertaron de su peligro en los primeros minutos del encuentro, incluso Machís tuvo una oportunidad de adelantar al equipo local en el marcador pero Rober Correa lo impidió. En cambio, fue el conjunto vasco el que marcó primero. Un fallo defensivo dejó al autor del primer tanto solo frente a Aarón y el balón terminó dentro de la red.

Excepto por el gol del rival, la primera parte fue similar a la disputada en Butarque el lunes de la semana pasada. El Granada CF seguía sin encontrarse cómodo sobre el césped, faltaban ideas, creación de juego y algo de suerte. Aún así, los jugadores seguían intentando cambiar el desarrollo del partido y el consecuente resultado. Pero esto no ocurrió hasta que Roberto Soldado pisó el césped del Nuevo Los Cármenes. El valenciano tardó menos de dos minutos en hacer su primer tanto del encuentro y así conseguía poner tablas en el marcador y darle fuerzas a un equipo un tanto fatigado mental y físicamente. Tanto se notó que el equipo andaluz tuvo varias ocasiones claras en los minutos posteriores, encontrándose mejor sobre el terreno de juego y volviendo a ser por momentos el Granada CF al que estábamos acostumbrados antes del parón.

Por su parte, el conjunto visitante intentaba reorganizarse y tratar de volver a controlar el partido. Algo a lo que iba a ayudar Orellana. El hombre del partido, ex del Granada CF y actual jugador del Eibar quería despedirse realizando uno de sus mejores partidos y lo consiguió. El venezolano centró el balón, la defensa rojiblanca no logró despejarlo y Kike García se aprovechó para anotar el segundo en la cuenta del Eibar.

A los de Diego Martínez les tocaba remar a contracorriente una vez más, intentando conseguir al menos un punto del choque de ayer pero no fue posible. Lo intentaron y tuvieron oportunidades hasta el último minuto pero ninguna consiguió entrar en la portería, por lo que fueron los visitantes los que consiguieron los tres puntos de oro disputados ayer en el Nuevo Los Cármenes.

Esto no para y la próxima cita la tendrán este miércoles frente al Alavés. La escuadra nazarí tendrá otra oportunidad para volver a demostrar su fútbol pese al notable cansancio físico pero sobre todo mental.

En partidos como estos últimos se nota la ausencia y la importancia de la afición para el Granada CF. Cuando el equipo lo necesitaba, los granadinistas lo ayudaban a resurgir desde la grada. El “número 12” del Granada CF se está echando en falta pero las condiciones son las que son y hay que salir de ahí cuanto antes, mirar hacia atrás para ver todo lo que hemos conseguido y soñar con todo lo que podemos conseguir. Era imposible mejorar al equipo que estábamos viendo antes de la pandemia y era muy difícil seguir al nivel de antes dadas las circunstancias, pero ahora sí que se puede mejorar y para ello hay que trabajar y esforzarse por dar la mejor versión. Esto no ha acabado y al Granada CF le queda mucho por demostrar.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Aarón, Neva (min 73 Gil Dias), Germán, Vallejo, Víctor Díaz, Eteki (min 45 Soldado), Yangel, Puertas (min 81 Antoñín), Fede Vico,  Machís, Carlos Fernández.

SD Eibar: Dmitrovic, Correa, Burgos, Bigas, Soares (min 65 Cote), Sergio Álvarez, Pape Diop, De Blasis, Orellana (min 75 Charles), Inui (min 65 Cristóforo) y Kike García (min 85 Edu Expósito).

Goles: 0-1 min 15 De Blasis; 1-1 min 47 Roberto Soldado; 1-2 min 68 Kike García.

Árbitro: Del Cerro Grande. Amonestó al local Germán.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de Liga Santander, celebrado en el Estadio Nuevo Los Cármenes (Granada).

 

Imagen: Twitter Granada CF

Crónica patrocinada por Talleres Las Flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies