Eternamente agradecidos

Objetivo cumplido, sueños hechos realidad y temporada finalizada. Esa frase podría ser el resumen de la campaña realizada por el Granada CF, pero es que lo que han hecho estos jugadores va mucho más allá. No solo han conseguido la permanencia, no solo han hecho realidad varios sueños de sus aficionados en tan solo una temporada. Han conseguido que los niños se sientan orgullosos del equipo de su ciudad, han logrado que sus aficionados se sientan orgullosos de ver a esta plantilla llevar con tanto orgullo este escudo pegado al corazón. Eso no tiene precio. Y por eso estamos eternamente agradecidos con todas las personas que han hecho posible que estemos en una nube de felicidad.

Esta Liga tan especial comenzó aquel sábado de agosto con el partido frente al Villarreal y desde ahí esta plantilla dejó con la boca abierta a toda España, porque desde ese encuentro el Granada CF dejó claro la clase de equipo que es. Uno que no se rinde, que lucha hasta el final, que se crece ante las adversidades, que apoya siempre a los compañeros que lo necesiten, que prima lo colectivo frente a lo individual, que tiene una fe inquebrantable en él mismo, que no se conforma y que no deja de intentarlo hasta el pitido final. Ese espíritu venía desde Segunda y sabíamos que jugar en Primera es un salto de nivel pero este equipo nunca se ha dejado empequeñecer ante ningún rival.

Supongo que cada aficionado tendrá su opinión particular y sus partidos favoritos. Es difícil elegir tan solo uno, ya que incluso habiendo perdido este Granada CF ha mostrado diferentes cualidades y valores que hacían, partido tras partido, que su afición se sintiera identificada con el equipo y orgullosa de sus jugadores.

Desde el primer momento estos jugadores sabían que no tenían que ponerse techo porque eran capaces de llegar donde quisieran. Juntos demostraron ser invencibles.

La conexión que han tenido con la afición ha sido espectacular. Pocos equipos habían conseguido puntuar en el Nuevo Los Cármenes cuando la afición todavía podía acudir a los estadios. Tan solo Sevilla, Real Sociedad y Levante consiguieron llevarse los tres puntos mientras que Celta y Atlético de Madrid consiguieron uno. El resto de los equipos que han visitado el estadio nazarí con la afición presente no han podido superar a los de Diego Martínez. Los jugadores encontraron en su afición un apoyo fundamental e imprescindible y la relación fue recíproca.

Pero este equipo no solo ha demostrado su valía en una competición tan importante como es la Liga, sino que también ha disputado y llegado a la semifinal de otra competición histórica: la Copa del Rey. Su actuación en la Copa del Rey abrió debate entre la afición. Unos pensaban que con la plantilla que teníamos este equipo no sería capaz de llegar lejos en la Copa del Rey sin bajar su rendimiento en la Liga, mientras que otros querían disfrutar todo lo que fuera posible confiando ciegamente en sus jugadores. Pero si de algo han ido sobrados estos jugadores ha sido de confianza en ellos mismos. Consiguieron vencer a grandes equipos que militan en categorías inferiores además de Valencia y Ahtletic, pese a que esa última victoria no fuera suficiente para pasar a la ronda final de esta competición. Por cosas del destino, ha sido contra el equipo vasco cuando han obtenido la clasificación a Europa.

Es imposible revisar la temporada tan mágica que hemos vivido sin emocionarse.

A partir de esa semifinal de Copa contra el Athletic la afición granadinista no pudo volver a ver fútbol en la grada del Nuevo Los Cármenes debido a la pandemia que hizo que todo se parase, incluido el fútbol. Y una vez inmersos en la “nueva normalidad” los aficionados tuvimos que conformarnos con vivir los partidos de nuestro equipo a través de la televisión. Tras esta vuelta del fútbol hemos vivido partidos mejores y partidos peores. Hemos visto conseguir el objetivo de nuestro equipo y soñar por conseguir algo más. Hasta el domingo.

El domingo fue uno de los días más especiales para el granadinismo. En esa noche el Granada CF hizo historia y se clasificó para Europa. Último partido de la temporada y último sueño cumplido.

Esta campaña comenzaba con la ilusión característica de una afición que volvía a ver a su equipo jugar en Primera Division. Llegar al Nuevo Los Cármenes, encontrarte con tus amigos, disfrutar de la previa del partido, del recibimiento… Entrar al estadio y reencontrarte con tus compañeros de grada, esas personas a las que temporada tras temporada vas conociendo y formando una familia. Porque sí, la afición del Granada CF es una familia. El ejemplo más claro de esto que he podido comprobar durante esta temporada ha sido en los desplazamientos. La gente se une incluso más que en el Nuevo Los Cármenes, teniendo como responsabilidad llevar el nombre de la afición del Granada CF lo más alto posible. Y lo han conseguido.

Solo quedar las gracias desde los jugadores hasta la última persona con la que has vivido estos momentos tan especiales. Porque si hay algo que hace más especial a este deporte es vivirlo con las personas con las que compartes esta pasión.

Jamás olvidaremos a ningún jugador de esta plantilla, desde los indiscutibles hasta los que han disfrutado de pocos minutos, porque todos han hecho que estemos tan orgullosos de este equipo, aportando su fútbol pero sobre todo su calidad humana.  Y si hay alguien a quien darle las gracias especialmente es a Diego Martínez y a su cuerpo técnico. Ya sabíamos de lo que esta persona era capaz de conseguir porque lo habíamos visto en Segunda División, pero este año ha superado al anterior. No solo consigue cambiar el planteamiento del partido tantas veces sean necesarias a lo largo de un solo encuentro, no solo tiene  una visión de fútbol al alcance de pocos, no solo es el mejor entrenador de la Liga Santander, sino que además consigue sacar la mejor versión de sus jugadores y explotar el potencial que tienen. Además de que los entiende a la perfección y ellos a él. Algo que parece tan obvio pero que es imprescindible en cualquier vestuario.

Pase lo que pase en temporadas próximas nunca olvidaremos la sensación de orgullo y el eterno agradecimiento que nos han hecho sentir todas las personas que pertenecen a este club, llevando el escudo del Granada CF a lo más alto y dejando claros ciertos valores de los que enorgullecerse como equipo y como afición.

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies