Estadio de Riazor

A orillas del Atlántico aparece uno de los estadios con más historia de nuestro país. Más de 70 años de fútbol han permitido a Riazor celebrar Ligas y Copas del Rey, además de albergar partidos del Mundial del 82 e incluso de Liga de Campeones. Las últimas reformas lo convierten en uno de los campos más bonitos de España.

Riazor se inaugura en octubre de 1944, con un partido entre el RC Deportivo de la Coruña y el Valencia CF que acabaría con un marcador de 2-3 a favor del conjunto levantino. Tras el desembolso de 5 millones de pesetas, era la primera vez en la historia que el equipo de la ciudad disponía de un estadio con las instalaciones necesarias para competir al máximo nivel. Es más, sus 60 mil espectadores de pie suponían el 50% de la población de La Coruña en aquel momento, un número excesivo pero que da una idea de la pasión futbolística que ya se respiraba en la ciudad gallega.

Esta gran capacidad hizo que desde sus inicios se jugaran partidos internacionales en Riazor, como el España-Portugal de mayo del 45 con victoria española por 4-2, o la final de la Copa del Rey de la temporada 1946/47 entre el Real Madrid y el Espanyol, con victoria merengue por 2-0.

La Torre de Marathon

Resulta extraño patear los alrededores de Riazor y encontrarse con un gran obelisco de 45 metros de altura junto a uno de los fondos del estadio. Si observamos las fotografías históricas del recinto, esta torre se encuentra en ese lugar desde su construcción. El mítico obelisco tenía la función de torre-mirador para el control de la Maratón en los campeonatos de atletismo que se celebraban en Riazor. Desde ahí arriba podían observar a los corredores por toda la ciudad de La Coruña. Por eso su nombre, Torre de Marathon.

Estadio de Riazor en la década de los 70
Estadio de Riazor en la década de los 70

El Mundial del 82

Como sucedió con tantos campos españoles, el Mundial del 82 trajo consigo una profunda ampliación y remodelación de Riazor. La pista de atletismo que rodeaba al terreno de juego desde su origen lo convertía en un estadio frío para la práctica del fútbol. Para mejorar este hecho se construyen nuevos graderíos más cercanos al césped y se adapta todo el estadio a las nuevas normativas europeas, lo que reduce el aforo hasta los 28000 espectadores. Esto supone un desembolso de 400 millones de pesetas.

Obras de ampliación de Riazor con motivo del Mundial del 82
Obras de ampliación de Riazor con motivo del Mundial del 82

El incendio de Riazor

En junio de 1991 sucedía uno de los hechos más recordado de la historia deportivista. El equipo local y el Murcia se jugaban el ascenso a Primera División en un duelo frenético, que nos dejó una de esas anécdotas para la historia. La grada de preferencia comenzaba a arder, y el partido se suspende hasta que se consigue controlar el fuego. Cuando todo vuelve a la normalidad, el Deportivo de La Coruña consigue el ansiado ascenso a la liga de las estrellas.

Incendio de Preferencia durante el Deportivo-Murcia
Incendio de Preferencia durante el Deportivo-Murcia

Plena evolución

El equipo tocaba el cielo con 5 años mágicos, entre la temporada 1992/93 y la 1996/97 , en los que conseguiría una Copa del rey, una Supercopa de España y dos subcampeonatos ligueros. Había nacido el SuperDepor de Arsenio Iglesias, Djukic, Mauro Silva, Bebeto… Esto lleva a la segunda gran ampliación del estadio de Riazor, en la que se cierra por los cuatro costados, se construyen zonas VIP y se alcanzan los 34600 asientos. Ya no se volvería a modificar la imagen del campo hasta el pasado año, cuando se colocan nuevos videomarcadores, se cubren con césped artificial los restos de las pistas de atletismo y se pintan las butacas. Para entonces el Deportivo de la Coruña ya tenía en sus vitrinas una Liga, 3 Copas del Rey y 3 Supercopas de España. Incluso disputó una semifinal de Champions de la mano de Javier Irureta y bajo el apodo de EuroDepor.

Riazor en la actualidad
Riazor en la actualidad

Necesidad de seguir con la estadística

El Granada CF visita Riazor en plena necesidad de puntos y con una nueva cara en el banquillo. Tirando de estadística, el Granada tiene serias opciones de puntuar, pues el conjunto blanquiazul no ha sido capaz de ganar al rojiblanco en Primera División en los últimos siete enfrentamientos. Esperemos que se cumpla el dicho de “a entrenador nuevo, victoria segura” y nuestros aficionados desplazados hasta la ciudad gallega se vuelvan con una alegría.

15 comentarios sobre “Estadio de Riazor

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies