El Granada CF se llena de magia y consigue la victoria

Estrenábamos año en el Nuevo Los Cármenes y lo hacíamos con un partidazo entre dos equipos recién ascendidos. Dos equipos conocidos que se vieron las caras la pasada temporada pero en una categoría diferente. Si pensamos en el RCD Mallorca se nos vienen muchos recuerdos bonitos a la mente y todos tienen en común el final feliz: el ascenso. Fue contra el conjunto mallorquín cuando el Granada CF consiguió el ascenso directo a Primera División.

El último partido en el templo nazarí fue el pasado catorce de diciembre contra la UD Levante. En este caso, el final no fue feliz, más bien triste, ya que el conjunto andaluz no pudo puntuar en el que fue su último partido del año en casa.

Pero ayer fue un día especial. Sabemos que el día cinco de enero es un día lleno de magia y de ilusión para los niños, pero también para los mayores. Y no había mejor forma de empezarlo que disfrutando del gran partido que pudimos ver en la mañana de ayer. Se diera el resultado que se diera ya era un regalo poder disfrutar del fútbol de nuestro equipo en Primera División. Pero SSMM los Reyes Magos consiguieron llegar a tiempo y empezar a repartir regalos e ilusión en el templo nazarí, haciendo que tres puntos fueran los que sumara el Granada CF en la última jornada de la primera vuelta de Liga Santander.

Comenzó la primera parte y el conjunto de Diego Martínez salió como un cohete. Tan solo en los tres primeros minutos los rojiblancos tuvieron dos acercamientos al área rival: uno a raíz de un saque de esquina y otro gracias a una falta ocasionada por una mano de un jugador rojinegro.

Ambos equipos tuvieron varios acercamientos a sus áreas rivales, aunque la escuadra que dominaba un poco más era la local, el Granada CF. Rui Silva estaba atento a cualquier balón que hiciera peligrar su portería; la defensa volvió a su gran nivel con el regreso de Germán Sánchez, pieza fundamental en este equipo; el centro del campo notó una gran diferencia con el regreso de su brújula, Ángel Montoro; y los atacantes estaban muy participativos y con una gran conexión con el resto de compañeros.

Tanto hacía falta el regreso de Montoro que, para celebrarlo, fue él mismo el encargado de meter el balón centrado por Soldado en la portería del adversario y adelantar a su equipo en el marcador. Aunque la alegría no iba a durar demasiado, ya que el jugador tuvo que ser cambiado debido a que había vuelto a lesionarse. Al verlo retirarse ayudado por dos componentes del cuerpo técnico el Nuevo Los Cármenes se quedó helado y comenzó a corear su nombre.

Tan solo cinco minutos después del tanto, Puertas galopaba por su banda, vio a Soldado en buena posición, el valenciano recibió el balón y se lo dio a Machís, el venezolano disparó y tuvo que atrapar Manolo Reina. No sería la última de Soldado.

El conjunto rojiblanco estaba teniendo sus mejores minutos, mientras que el balear intentaba crear alguna ocasión de peligro y así rascar algún punto en el día de ayer.

Así terminaban los primeros cuarenta y cinco minutos de juego, marchándose los jugadores a vestuario para descansar y plantear la segunda parte.

En estos segundos cuarenta y cinco minutos el partido dio un giro notable. Ambos equipos se cambiaron los papeles. El Granada CF notó la ausencia de Montoro en el centro del campo, además de las constantes interrupciones del colegiado por supuestas faltas a favor del Mallorca, hasta cinco jugadores locales vieron la tarjeta amarilla. A eso se le sumaban las continuas embestidas del equipo visitante que, afortunadamente, todas terminaron en las manos de Rui Silva o se fueron desviadas por encima de la portería.

La ocasión más clara del Granada CF en este segundo tiempo nació de las botas de Carlos Neva, el gaditano pasó el balón a Soldado que estaba en posición de tiro, éste prefirió dejárselo a Foulquier, el reciente fichaje de invierno que ha vuelto a la que ya fue su casa, pero el balón terminó en las manos de Manolo Reina.

Entre ocasión y ocasión del Mallorca llegó el pitido final .Otra victoria sufrida, pero cómo deseábamos celebrar tres puntos de nuestro equipo en casa. Además de la gran importancia de estos tres puntos.

Así dábamos por finalizada una primera vuelta de ensueño. El Granada CF se sitúa décimo en la clasificación con 27 puntos, a 12 de los puestos de descenso, a 4 de los puestos de Europa y a 13 del líder. Lo que de verdad importa es la distancia respecto a la zona de descenso, pero hay que destacar los buenísimos resultados obtenidos para un recién ascendido con uno de los menores presupuestos de la Liga. Este equipo ha demostrado que los sueños se cumplen.

Ahora comienza la segunda fase de la competición y conseguir puntos costará muchísimo. Habrá que luchar, reiremos, disfrutaremos y también sufriremos. Sabemos lo que nos hace fuertes: la unión entre equipo y afición, la humildad, la eterna lucha y la confianza en todos y cada uno de los componentes de este equipo.

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Carlos Neva, Germán, Domingos Duarte, Víctor Díaz, Montoro (min 45 Azeez), Eteki, Machís (min 83 Vadillo), Puertas (min 58 Foulquier), Carlos Fernández y Soldado.

RCD Mallorca: Manolo Reina, Fran Gámez, Valjient, Raíllo, Sedlar (min 61 Lumor), Señé (min 72 Abdón), Salva Sevilla (min 61 Febas), Kubo, Dani Rodríguez, Lago Junior y Cucho Hernández.

GOLES: 1-0 min 23 Ángel Montoro.

ÁRBITRO: Soto Grado. Amonestó a los locales Montoro, Víctor Díaz, Eteki, Azeez y Soldado y al visitante Raíllo.

INCIDENCIAS: partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Santander, disputado en en Nuevo Los Cármenes (Granada).

Imagen: Twitter Granada CF

Crónica patrocinada por Talleres Las Flores.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies