El Granada CF no obtiene premio en el Sánchez-Pizjuán

El Granada CF fue eliminado de la UEFA Europa League, pero el ritmo de partidos no ha variado. El pasado jueves tuvo que enfrentarse al Eibar, partido que terminó con el mejor final para los rojiblancos y en el día de ayer tuvieron que visitar al Sevilla, encuentro que no tuvo un final demasiado normal.

Los de Diego Martínez tendrían que seguir el ritmo de competición que marca esta temporada tan atípica afrontando dos partidos por semana. De hecho, el próximo rival será el FC Barcelona y también se disputará ese choque el jueves que viene.

La Liga no para y el conjunto nazarí tampoco. Pese a las diferentes lesiones y cansancio acumulado, el Granada CF afrontaría su partido cincuenta y dos en lo que va de temporada en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Como bien sabemos, los granadinos venían de ganarle al Eibar en el feudo nazarí. Por su parte, el Sevilla FC estaba inmerso en una racha muy positiva de resultados, consiguiendo 19 de los 21 últimos puntos posibles.

Por un lado, los de la ciudad de la Alhambra afrontaban el duelo andaluz sin ninguna presión ya que el principal objetivo de la temporada estaba prácticamente cumplido, a falta de que las matemáticas lo confirmen. Pero la ambición y la ilusión de la plantilla no quedaría ahí. Todavía seguía la posibilidad de alcanzar las plazas europeas, aunque es difícil, pero no imposible.

Por el otro lado, los de la ciudad de la Giralda llegaban al partido con una situación similar, pero a un nivel superior. Los de Lopetegui habían conseguido prácticamente el objetivo de la temporada, que era consolidarse en la cuarta plaza de la clasificación y afianzar su billete a Champions para la temporada siguiente. Además, las matemáticas se lo confirmarían al finalizar el choque contra los granadinos. Pero la ambición del Sevilla tampoco quedaría ahí. La lucha por el título les quedaba cerca y también querían optar a ello.

Lo que años atrás era un duelo de vida o muerte para el Granada CF, ayer fue un plácido duelo por conseguir sumar tres puntos que lo situasen más cerca de volver a hacer historia. Para nada una obligación, pero sí una ilusión de toda la afición.

Para este encuentro Diego Martínez alineó a Rui Silva en portería; en los laterales se encontrarían Neva y Foulquier, mientras que en el centro de la defensa ayer encontraríamos a tres jugadores: Víctor Díaz, Nehuén y Germán; en la sala de máquinas estarían Yangel y Gonalons y en la parte ofensiva Kenedy, Puertas y Luis Suárez.

El choque comenzó con una presión altísima del conjunto nazarí que puso rápido en apuros a la escuadra local. Tanto fue así que los de Diego Martínez consiguieron marcar el primer tanto, aunque sería anulado por una supuesta falta de Yangel sobre Acuña dentro del área sevillista.

A partir de ahí, los rojiblancos fueron a menos y el Sevilla se aprovechó de ello. Diego Martínez comentaba en la rueda de prensa previa al duelo que era un partido en el que los errores costarían caros. Y así fue. El Papu Gómez entraba en el área y Gonalons le dio un toquecito en el talón. El colegiado indicó penalti y el VAR se lo confirmó.

El primer fallo del galo costaría caro, ya que Rui Silva no conseguiría blocar el disparo de Rakitic y los locales se adelantarían en el marcador.

Quedaba mucho partido por delante, pero los de Lopetegui se vinieron arriba tras su gol y los de Diego Martínez no conseguían entenderse entre ellos cuando tenían el balón realizando pases no acertados. Aun así, consiguieron aguantar hasta el final de la primera mitad sin encajar más goles, a la espera de que el míster le diese indicaciones en el tiempo de descanso y poder reajustar el plan de partido ante un rival que no le estaba poniendo las cosas nada fáciles.

La segunda mitad comenzó con buenos minutos de los granadinos, pero de nuevo volvería a pasar algo similar a lo que sucedió en el primer tiempo. Cuando mejor estaban los visitantes, llegó el segundo gol del Sevilla FC.

Finalizando ya el partido y tras numerosas acciones polémicas, llegó la que consideró el colegiado que sí era penalti. No sin antes ir a revisarlo en la pantalla del VAR. Soldado fue el encargado de disparar el penalti y lo consiguió. El jugador valenciano volvió a meter a su equipo en el encuentro a falta de pocos minutos para el final, pero para los de Diego Martínez eso daba igual, como siempre, querían seguir intentándolo hasta que tuvieran opciones.

En este último tramo los rojiblancos volvieron a mostrar una buena versión del equipo y creyeron hasta el último segundo. Algo de lo que sus aficionados podemos estar muy pero que muy orgullosos.

Todavía había tiempo para el show final. El colegiado añadió cuatro minutos de descuento y al cumplirse el noventa y tres pitó el final del partido. La escuadra granadina fue corriendo a reclamarle al árbitro que todavía faltaba un minuto de descuento por disputarse. De Burgos Bengoetxea parecía seguro de su decisión hasta que uno de sus asistentes le confirmaba que los jugadores tenían razón. Al darse cuenta de su tremendo error quiso enmendarlo llamando a ambas escuadras para que volviesen al terreno de juego y terminasen de disputar el partido. Para ese entonces muchos ya se encontraban en vestuarios, otros sin botas, otros habían intercambiado la camiseta con el rival incluso y tuvieron que volver a ponerse la suya.

Algo que nunca había pasado y que ayer fue el día en el que pasaría. Finalmente se disputó el minuto que no alteró el marcador y, ahora sí, terminó el duelo en tierras hispalenses con victoria de los locales.

El Granada CF no consiguió vencer a los de Lopetegui, pero no hay tiempo para lamentos. Toca volver a recuperarse y preparar el siguiente partido que será el próximo jueves.

Los jugadores nazaríes y su afición se han ganado el derecho a disfrutar de este final de temporada tan trepidante para los equipos de la parte alta de la tabla y también de la parte baja, mientras que ellos se encuentran en una posición cómoda y con algunos sueños que todavía podrían cumplirse.

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Neva (min 72 Jorge Molina), Víctor Díaz, Nehuén (min 46 Quini), Germán, Foulquier, Yangel, Gonalons (min 59 Montoro), Kenedy (min 46 Machís), Puertas y Luis Suárez (min 68 Soldado).

Sevilla FC: Bono, Acuña, Diego Carlos, Koundé, Navas, Fernando, Rakitic (min 86 Mudo Vázquez), Papu Gómez (min 73 Oliver Torres), Ocampos (min 83 Gudelj), Suso (min 59 Jordán) y Luuk de Jong (min 59 En-Nesyri).

Goles: 1-0 min 16 Rakitic; 2-0 min 53 Ocampos; 2-1 min 90 Soldado.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a los locales Acuña y Koundé y a los visitantes Kenedy, Puertas y Montoro.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de Liga Santander disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán (Sevilla).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies