El Granada C.F. y su afición

Tengo enmarcada en la entrada de casa la portada del Ideal del 19 de junio de 2011. En ella se ve a Ighalo a hombros de un aficionado en el Martínez Valero de Elche, tras marcar el gol más importante de la historia moderna del Granada C.F.

Debajo de la foto de portada, una nota al pie contaba que “20.000 aficionados festejaron el ascenso en Puerta Real pacíficamente”, junto a una foto con aficionados festejando. Ni uno de ellos llevaba la camiseta rojiblanca. Salvo alguna pequeña bandera, ni rastro de los colores.

Los años difíciles

La excusa perfecta que justificaba al aficionado de a pie en Granada, por el poco apego que tenía al equipo de su tierra, solía resumirse en una frase clásica y triste: “Cuando suban ya iré”. Se tardó en subir, y en esta ciudad tuvimos que vivir la vergonzosa inauguración del nuevo estadio a cargo del Real Madrid, dejando apartado al conjunto de la ciudad.

Pancartas a Casillas en Los Cármenes. Imagen LFP
Pancartas a Casillas en Los Cármenes. Imagen LFP

Durante aquellos años hubo que frotarse los ojos para creerse que el Granada C.F. jugó de visitante en Los Cármenes, con familias “granainas” de bufandas rojiverdes pitando al “histórico” y exóticos aficionados, a cuatro pesetas el bocinazo, jaleando al Granada Atlético.

De nuevo en la élite

Los ascensos trajeron consigo un considerable aumento de abonados y una compra apresurada y masiva de camisetas y pegatinas para el coche. Ya sí estaba de moda ser del Granada C.F.  Pero no terminaron las situaciones vergonzantes. Tan pronto se ovacionaba al madridista Isco, como se cantaba a un paisano “Lucas vete ya”. Llegaron los aficionados “del corazón partío” y los del silbido fácil.

La esperanza rojiblanca

Hoy día hay nuevas y numerosas peñas, recibimientos masivos al equipo, se organizan viajes, y gente veterana con muchos años de estadio y sufrimiento, ha conseguido convencer a nuevos aficionados, y contagiarles su pasión.

Los niños son el futuro del club. Imagen LFP
Los niños son el futuro del club. Imagen LFP

Después de cinco años en la élite, sigue costando mucho llegar a cifras decentes de abonados aún cuando el club hace un esfuerzo enorme en traer jugadores y construir nuevas instalaciones que antes ni existían, y que nunca se hubieran construido con dinero granadino. Pero han cambiado muchas cosas.

El futuro

Hace ya más de 15 años, mi hermano pequeño me dijo, al salir del campo en aquel épico partido frente al Lorca, “yo prefiero que suba el Graná a que gane el Madrid la Copa de Europa”. Hoy, muchos niños le dicen eso a sus padres.

Ese niño, que le dice a su madre que quiere ponerse la camiseta del Granada C.F. hoy, y mañana también, es el futuro. Ojalá que, cuando pasen 20 años, si alguien pregunta a un niño si es del Madrid o del Barcelona, él responda “disculpe señor, yo soy del Granada”. 

15 comentarios sobre “El Granada C.F. y su afición

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies