Capítulo 2: Radiación Solar

En la entrega anterior hablábamos de la ubicación de los estadios como aspecto primordial a tener en cuenta en la construcción de un estadio de fútbol. En este caso, veremos la otra consideración fundamental: la radiación solar.

RADIACIÓN SOLAR

Se deberá prestar especial atención al terreno de juego y las condiciones climáticas del lugar. La mayoría de estadios del mundo se encuentran en el eje norte-sur, aunque estudios más recientes han conducido a que se elijan de manera especializada en cada parte del mundo, siempre atendiendo al ángulo de inclinación del sol suponiendo un partido en horario vespertino.
En cuanto a la radiación solar sobre el césped del estadio, el manual FIFA nos deja unas pautas que resumimos mediante este gráfico. Como podemos observar, el objetivo es evitar las sombras durante la disputa del partido, tanto por la facilidad de visión de los jugadores como por la calidad de imagen de la señal de televisión.

1

 

La radiación solar también es primordial en el crecimiento y conservación del césped, por lo que en los estadios más modernos se ha solucionado a nivel arquitectónico en su construcción, ahorrando así técnicas como las que se utilizan en el Santiago Bernabéu y que no hay más remedio que adoptar por la forma y situación del estadio. Como vemos en la imagen, se utilizan lámparas de luz y calor que hacen las veces de rayos de sol.

2

 

 

 

En el caso del Allianz Arena, en Múnich, la cubierta del estadio se trata de una forma distinta en la zona norte y en la zona sur. El problema que podría causar en la hierba el cubrimiento del graderío se soluciona mediante una serie de módulos transparentes que aislan de la lluvia y el frío, pero que dejan pasar los rayos de sol para que el césped reciba la radiación necesaria.

3

 

 

Otro caso muy significativo es el del Veltins-Arena (Schalke 04), cuyo césped se mueve bajo el estadio al terminar el partido hacia una zona exterior del mismo en la que recibe la iluminación solar y los cuidados necesarios durante la semana, volviendo a introducirse en el interior del recinto para el siguiente partido. Esto se consigue mediante unos raíles de 300 metros de largo y unos grandes motores que lo desplazan por ellos durante 12 horas. Mientras tanto, el estadio puede albergar otro tipo de eventos en su interior.

 

Después de conocer los avances en control solar en los nuevos estadios de fútbol, ¿cómo creéis que afectan las sombras a una retransmisión televisiva en el Nuevo Los Cármenes?
La imagen habla por sí sola, resulta realmente difícil seguir la pelota cuando se produce un contraste sol-sombra tan rotundo.

4

 

 

Déjanos un comentario aquí abajo si hay algún tema relacionado con los estadios sobre el que tienes curiosidad.

3 comentarios en «Capítulo 2: Radiación Solar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies