Balance | Jornada 9: Los triunfos sufridos saben mejor

El Granada CF volvió a sumar una victoria más en el Nuevo Los Cármenes, pero esta vez con un toque de dificultades y agobios durante el trascurso del partido ante los mallorquines

Parece que es rutina, parece que nos tienen acostumbrados a ganar, ganar y volver a ganar. El Granada volvió a salir victorioso este pasado domingo en nuestro estadio ante el Real Mallorca. El partido comenzó con un respetuoso y cariñoso minuto de silencio dedicado a las víctimas que fallecieron hace pocos días en Mallorca por el temporal, precisamente el equipo que se presentaba ante los nazaríes esta jornada. También este minuto fue dedicado a un ex perteneciente del cuerpo técnico mallorquín, el cual, actualmente pertenecía a otro equipo de las islas.

El encuentro se resumió con una palabra: estrés. Los rojiblancos horizontales pudieron perder el partido. De no ser por la solidad defensiva y Rui Silva, el equipo lo hubiera pasado peor, ya que los mallorquines tuvieron más ocasiones de gol y perdonaron mucho a lo largo de todo el tiempo reglamentario. Los minutos iniciales comenzaron de vértigo, el conjunto de las baleares tuvo las primeras ocasiones, rechazadas todas por el meta granadino, el cual se mantuvo muy activo y atento siempre bajo palos; las dos desde fuera del área las cuales terminaron despejadas por la defensa.

Se tenía la posesión de la pelota pero no se llegaba a la portería contraria, muchas de las pérdidas del Granada CF las conseguía el Real Mallorca para montar una contra rápida. Los dominios del esférico fueron de los visitantes, teniendo casi la posesión total. No obstante y salvo las ocasiones nombradas anteriormente de los visitantes, los horizontales supieron mantener la calma y construir juego con criterio. Este buen juego les permitió acercarse aún más y conforme pasaban los minutos, el gol estaría cerca. Cada vez que hablamos del ataque del Granada se nos abre la mente, da gusto verlos jugar. Hay tantos delanteros y jugadores que juegan las zonas de arriba que están dando la talla para ser titulares y como no, dando miles de vueltas a ex jugadores de temporadas pasadas. Estos son los casos de Álvaro Vadillo y Alejandro Pozo. Sin ir más lejos, Vadillo nos recuerda a una versión mejorada de Darwin Machis y Pozo… que decir de este joven futbolista. Es único e irrepetible, con un desarrollo potencial que estamos disfrutando aquí, seguramente de muchas alegrías de aquí a final de temporada. Sin ir más lejos, estos dos chavales fueron los mayores protagonistas del único gol que hubo. Una jugada sensacional del gaditano que arrastro a toda la defensa visitante en la medialuna, hizo que se buscaran espacios y tras su pase a Pozo, éste remató con una gran maestría mandando el esférico por la escuadra, el portero del Mallorca no pudo hacer nada.

La primera parte acabo con esta ventaja por la mínima de los locales, aun así el Mallorca intentó mediante el control de alguna contra que otra y la pausa en el juego empatar el partido, no fue posible. Jugaron bien y supieron reaccionar rápido, pero sin éxito de cara a portería. La jugada más destacada antes del descanso fue una ocasión delante de Rui Silva con la defensa granadina superada que terminaron mandando a la grada.

La segunda parte transcurrió de la misma tónica que la primera pero con leves repuntes. El Granada aun así iba a estar más cómodo en el campo. El Mallorca, aunque iba a tener más ocasiones al igual que el primer periodo, le iban a fallar las fuerzas en ocasiones, y eso permitiría que los locales se descolgaran en muchas fases y se tuvieran más de una buena ocasión de gol, como la que tuvo Antonio Puertas nada más reanudarse el juego. La solidez defensiva de los nazaríes hicieron las ocasiones del Mallorca fueran nulas, tuvieron 2 o 3 más, una de ellas fue tras un error de Alex. Se sacaron un centro de la nada y entre German y Víctor Díaz metieron cuerpo y salvaron la opción de peligro. Otra de ellas muy claras, tras una jugada por banda del jugador 11 de los baleares, Junior, da un pase de la muerte que el delantero Salva falla inexplicablemente. No obstante el Granada también tuvo las suyas en este periodo. Un córner bien ejecutado que cabeceo German y no entro, además de un disparo de Fede Vico al borde del final que atajó el meta balear.

En valoraciones generales se puede decir que la defensa, ya consolidada, fue lo mejor de todo, el medio, más fallón que en otras ocasiones hizo que los visitantes tuvieran la posición y no el Granada, habría que mirar esos errores. En ataque, efectividad máxima. Hubo ocasiones, sí, pero menos que el Real Mallorca. En este caso la puntería y la efectividad estuvieron a flor de piel. La afición, contenta. Los jugadores fueron alardeados al término del partido, que curiosamente presenció el dueño chino y presidente, Jiang Lizhang. Este fin de semana visitamos Alcorcón, un equipo en auge, peligroso y que se sitúa en playoff de ascenso ahora mismo. Juegan en casa y darán mucha guerra, veremos qué pasa.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies