Balance J2 | Buen partido, mal resultado

Empató ante el CD Lugo en un partido gris donde el Granada propuso más en la primera parte.  En la segunda, los rivales cogieron las riendas y fueron capaces de igualar el encuentro

Imagen de portada: @LaLiga

El equipo se plantó ante la afición granadinista en el Nuevo Los Cármenes con el propósito de conseguir su primera victoria en este nuevo curso que acaba de comenzar. Antes de empezar el partido, se celebró un respetuoso minuto de silencio en honor a Andrés Ruíz, el socio nº 1 del Granada Club de Fútbol, el cual perteneció de socio durante sesenta y dos temporadas. Viendo desde el cielo a su Granada, no estaría tan orgulloso del resultado que obtuvieron ayer. Los nazaríes de Diego Martínez salieron al campo con una alineación prácticamente idéntica a la que vio en Alicante. En líneas atacantes, el mister eligió a Rodri como acompañante de Fede Vico en un sistema donde Vadillo y Puertas repitieron en el once inicial. También, Alberto Martin, uno de los capitanes del equipo en lugar de Nico Aguirre, se estrenó en el once titular. La defensa se mantuvo como en el partido pasado, sin novedades aparentes.

Sin un claro dominador del juego, en la primera parte, el equipo de casa propone las primeras llegadas con tiros a puerta a través de Rodri, sobretodo con un cabezazo que detuvo el meta del Lugo. Estuvo muy activo durante muchos minutos, hasta en la segunda parte que, por desgracia, se lesionó. Al ecuador de la primera parte, el Granada pudo mantener más el control del juego explotando las bandas, aunque con ciertas imprecisiones en algunos pases, donde el Lugo aprovechaba para ir a la contra. Por su parte, el equipo visitante, se limitó a jugar esperando a los granadinos, donde se destacan varias ocasiones puntuales, entre ellas, una muy clara por banda derecha, que evitó Quini con una acción defensiva magistral.

Poco antes de llegar a la media hora de partido, el equipo seguía acechando la meta rival, hasta que, Puertas consiguió poner por delante a los rojiblancos con un gol tras una jugada de presión del propio protagonista hacia el equipo visitante, entrelazando dos pases con Fede Vico. El Lugo reaccionó a duras penas y estaba deseoso de que llegara el descanso para tomar nota sobre los errores y mejorar en la segunda parte.

Al comienzo del segundo tiempo, el Lugo intentó plantarse más en el terreno de juego, dejar atrás la faceta de ir a la contra y tener más el control del esférico. No tanto así el Granada, que bajó el ritmo durante todo este periodo de tiempo. Así pues, los lucenses terminaron consiguiendo el empate tras un error de toda la defensa granadina. Hasta ese momento, tanto la pareja de centrales como los dos laterales, siendo estos dos últimos, Quini y Alex, hasta Rui Silva, actuaron de gran forma y con seguridad.

A partir de este momento, poco más podemos decir. Faltó ambición en ataque y de nada sirvió la incursión de Ramos y José Antonio. Juancho en los minutos finales, fue el único capaz de echarle valor y casta para intentar conseguir el segundo gol para los locales, el cual no llegó. Con respecto a este tema, Diego Martínez tiene que saber gestionar los cambios, ya que en este partido no supo hacerlos bien.

A grandes rasgos, podemos decir que el Granada CF no tiene rodaje aún salvo grandes atisbos de seguridad en defensa, aunque con algunos despistes que se deben subsanar, para así evitar goles como el que supuso el empate del Lugo. No obstante, la pareja de centrales que conforman Víctor Díaz y German Sánchez es efectiva y, por tanto, con lo que respecta a la defensa, por ahora, la afición granadinista puede estar más contenta que en campañas pasadas. Quini salió ovacionado en todas las jugadas en las que intervino y también sale reforzado en su posición. Alex, también en su línea, ofreció posibilidades de ataque y cubrió bien su lateral izquierdo en defensa.

Arriba sigue faltando pegada, chispa, más ocasiones de peligro, aunque fueran esta vez en mayor cantidad que ante el Elche la jornada pasada. Muchos jugadores deben de ponerse las pilas y progresar, entre ellos está el siempre cuestionado Adrián Ramos, ya que salga de inicio o desde el banquillo, sigue sin dar buenas sensaciones ni tampoco ofrece ayuda en zonas atacantes. Fede solo participó como asistente en la jugada del gol.

No todo van a ser malas noticias en esta parcela del juego, Puertas por fin ha conseguido su primer gol oficial con esta elástica después de un año un tanto discreto a lo que se refiere de forma individual. Vadillo también quiso y propuso cosas por su banda, intentándolo una y otra vez, actuando también en las ayudas defensivas.

En el medio del campo, tanto Montoro como Martín estuvieron correctos, aunque en algunas fases del juego debieron controlar más el esférico, evitando así posibles pérdidas que se dieron en algunas ocasiones tras acciones defensivas del Lugo.

En definitiva, el Granada tiene mucho que trabajar en todas las facetas del juego, coger ritmo en ataque, fluidez en el medio y continuar con la solidez defensiva conseguida hasta ahora, corrigiendo también las faltas de concentración en esta parcela. Otra cosa que hay que subsanar es el control del juego en todo el trascurso del juego, cosa que faltó ayer. Ahora toca pensar en el Osasuna, próximo rival y de nuevo en casa, donde la afición ya espera con ansia la primera victoria en nuestro fortín.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies