Aprender, trabajar y volver a levantarse

El Granada CF viajaría el sábado después del correspondiente entrenamiento a Vigo para afrontar al día siguiente el encuentro correspondiente a la décimo primera jornada de Liga Santander.

Como ya viene siendo costumbre, los de Diego Martínez volverían a jugar tras haber disputado su partido de Europa League el jueves anterior. Tan solo dos días después ya estarían montados en el avión para encarar el choque contra el Celta de la mejor forma posible.

En Liga habían acumulado dos derrotas seguidas, aunque ya sabemos que la primera de ellas fue en circunstancias especiales, por llamarlas de alguna forma. Esa mala racha comenzó en San Sebastián y persistió en el partido contra el Valladolid en el Nuevo Los Cármenes. En Balaídos los de Diego Martínez buscarían la manera de cambiar esa secuencia de derrotas, pero en frente tendrían a otro equipo que también buscaría ponerle fin a su propia mala racha con un entrenador nuevo.

Para disputar esta jornada, Diego Martínez alineó a Rui Silva, Neva, Domingos, Germán, Vallejo, Foulquier, Milla, Yangel, Machís, Luis Suárez y Jorge Molina.

Comenzó el encuentro y el conjunto local dominaba la posesión y el desarrollo del choque. Por su parte, los rojiblancos trataban de no conceder demasiados espacios ni oportunidades de gol a los de Coudet. Esto a veces funcionó y otras tantas no. Pero las veces que llegaron a portería se encontraron con un porterazo bajo palos. Rui Silva sostenía al equipo desviando y blocando todas las ocasiones que pretendían alterar el resultado del marcador.

Aunque el partido estaba siendo dominado por los jugadores de la escuadra gallega, en el minuto 25 de partido Luis Milla lanzó un gran balón que atrapó Luis Suárez. El colombiano le ganó la batalla al defensa y definió de una forma exquisita para que el marcador se moviera a favor del conjunto andaluz.

Poco duraría la alegría de los granadinistas cuando tan solo tres minutos más tarde el Celta consiguiría igualar la contienda. Olaza lanzó un centro que remató Nolito.

El final de la primera parte sería controlado mayoritariamente por los rojiblancos, teniendo diversas ocasiones que no consiguieron encajar en la portería rival.

Llegó el descanso y el Granada CF había ido de menos a más. Aun así, si querían puntuar deberían de cambiar la manera de afrontar el encuentro. No estaban muy acertados y tampoco se encontraban cómodos en el terreno de juego. Todo lo contrario a lo que le estaba sucediendo a la escuadra gallega.

En la segunda mitad la balanza se decantaría a favor del Celta de Vigo. El primer tanto de estos segundos cuarenta y cinco minutos llegaría en el minuto 81 tras una gran jugada de Iago Aspas. El balón rebotaría en Germán, el larguero, Santi Mina, Rui Silva y finalmente Baeza conseguiría chutar y poner en el balón dentro de la portería.

Tres minutos después Iago Aspas volvería a hacer de las suyas. Rui Silva salió para intentar blocar ese balón, pero el jugador vigués lo aprovechó y lanzó el cuero a su compañero Fran Beltrán que sentenciaría el partido.

Derrota merecida del Granada CF frente a un equipo que había sido superior en cuanto a juego.

Los de Diego Martínez sumarían otra derrota más en Liga. Como se suele decir: “Caerse está permitido, levantarse es obligatorio.” El Granada CF se encuentra inmerso en una mala racha de resultados, pero no es el único equipo al que le pasa. Todos los equipos de la Liga, tarde o temprano, terminan pagando el precio de disputar tantos partidos en poco tiempo. Sabíamos que esta temporada iba a ser muy exigente y lo extraño sería que no se notase el cansancio de los jugadores o que mantuvieran el nivel tan alto al que nos tienen acostumbrados durante toda la temporada. Son personas, no máquinas.

Ahora toca aprender de los errores, coger fuerzas, levantarse y volver a mostrar su mejor versión.

El partido de Vigo ya ha terminado y hay que concentrarse en el siguiente partido del próximo jueves contra el PSV. Partido en el que el conjunto nazarí podría conseguir la clasificación matemática para dieciseisavos de final de la UEFA Europa League.

 

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Rui Silva, Neva, Domingos, Germán, Vallejo (min 82 Soro), Foulquier (min 76 Quini), Milla, Yangel (min 60 Gonalons), Machís, Luis Suárez (min 60 Soldado) y Jorge Molina (min 46 Puertas).

Celta de Vigo: Rubén, Olaza, Murillo, Araújo, Mallo, Brais, Nolito (min 74 Baeza), Suárez (min 74 Okay), Santi Mina (min 83 Fran Beltrán) e Iago Aspas.

Goles: 0-1 min 25 Luis Suárez; 1-1 min 28 Nolito; 2-1 min 81 Baeza; 3-1 min 85 Beltrán.

Árbitro: Díaz de Mera. Amonestó a los locales Murillo, Olaza, Mallo y Tapia y a los visitantes Puertas, Soldado y Foulquier. Expulsó a Okay.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo primera jornada de Liga Santander disputada en el Estadio de Balaídos (Vigo).

 

Imagen: Twitter Granada CF.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies