10 motivos para ser del Granada CF (y no de otro equipo)

A la afición granadinista le faltan las razones pero sobran los motivos para apoyar a su equipo de fútbol. ¿Sabes cuales son?

Existen miles de razones por la que uno es de un equipo de fútbol. Ser del Granada CF no es fácil, pero os traemos diez motivos que demuestran que es mejor ser granadinista que de cualquier otro equipo.

1. Sentimiento

Inexplicable. Cualquier canción de Pimpinela es como la relación que tienen los aficionados con su equipo del alma. Cabreos, malestar, llantos, pero luego todo se normaliza y dan la vida por su escudo y sus colores. Aquí no existe y no se permite que se diga aquello de ‘No puedes hacerlo’… ¡Que bonito!

 

2. Equipo de tu ciudad

Granada es una ciudad pequeña y solo cuenta con un equipo de fútbol en primera división. Qué mejor que ser granadinista y disfrutar del mejor balompié cada semana. La mejor liga del mundo se juega en nuestra tierra. ¡Cuántos sentirán envidia!

 

3. Herencia

Abuelos, padres y nietos. ¡Cuántas veces no habremos visto generaciones familiares vistiendo los mismos colores!
Los padres son un pilar importante para los hijos y suelen compartir el amor por un equipo, ya que es del que se habla en casa desde pequeños.
Pero hay casos, como quien escribe estas líneas, en los que se siguen otros caminos. Y con mucho orgullo ¡oye!

Imagen: @davinniapg

 

4. Acudir al estadio

Vístete rápido que llegamos tarde. Coge la bufanda, la bandera, la pancarta y el bocadillo… ¿otra vez de atún? El carné, niña, que luego se nos olvida. Hoy si que estamos guapos, el rojiblanco favorece siempre, saca el móvil que nos echamos un selfie.
Y lo que disfrutamos en la grada, eso no está ‘pagao con ná’. Salimos afónicos, rebosantes de alegría o cabizbajos, pero a los ‘granaínos lo que nos gusta un sarao’

Imagen: @davinniapg

 

5. Ambiente

Las calles cercanas del Estadio Nuevo Los Cármenes se tiñen de colores rojiblancos. Miles de personas acuden con sus camisetas o sus bufandas, incluso disfrazados. Unas cervecitas previas, a la salida otra parada a comentar el partido. Y los recibimientos al autobús del equipo… esos recibimientos…

 

6.Sufrimiento

Que sí, que lloramos cuando perdemos, que ser del Granada no está pagado y que con el abono deberían de regalar un par de visitas al cardiólogo, al psicólogo y, seguramente, a alguna terapia de apoyo para abandonar el lenguaje vulgar que utilizamos cuando el equipo pierde. Pero todo es temporal, en dos días se renueva la ilusión, las ganas de fútbol y cuando marcamos un gol… ¡ay la que liamos cuando marcamos un gol! ¡Ningún otro aficionado de otro equipo celebra como nosotros ni disfruta tanto cuando marcamos un gol!

 

7. Amistades

La mayoría de los aficionados rojiblancos que acuden al estadio ya se conocen entre ellos. Es como una gran familia que se reúnen cada dos semanas. En los parones de selecciones o en las vacaciones hasta se echan de menos.
¡Y es que es muy bonito ser de un equipo pequeño y de tu ciudad!

Imagen: @davinniapg

8.Matagigantes

Si, no los matamos pero les ganamos. A todos los grandes de la élite del fútbol español, ha llegado el Granada y le ha ganado. Y cómo sienta éso… ¡Uy! Qué bien sienta éso…

 

9.Estadio lleno hasta en Segunda División

Porque aquí se siente el fútbol de tal manera que esté el equipo en la categoría que esté, el estadio se llena. Así, tal cual. Nos gusta la magia de sentir la primera división en la ciudad, de ver a los grandes jugadores del mundo sudar en nuestro césped. Pero nuestros jugadores son los mejores para nosotros, no hay comparación con Messi ni Cristiano. Aquí los nuestros, son balones de oro y hay que apoyarlos.

 

10. Salvación

Que digan que nos salvamos por los pelos. Que nos hagan sufrir hasta el último minuto. Que seamos noticia una vez al año en los informativos de Cuatro o que Marca nos dedique algo más que un cuarto de una página. El caso es que nos salvamos. Podemos ir mal, fatal, que cuando menos se lo esperan y todos nos dan por descendidos, llega el resurgir del equipo. Los subidones de adrenalina se apoderan de la afición y es que… ¡ayyyy mi Granada!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies